Ribagorza

El Mercado de la Trufa en fresco de Graus abre el día 3 de diciembre

La temporada trufera arrancará el 15 de noviembre y se prevé que parte de la producción se vea afectada por el calor

Truferos franceses y altoaragoneses ayer en Graus.
Truferos franceses y altoaragoneses ayer en Graus.
E. F.

El Mercado de la Trufa en Fresco de Graus se inaugurará el 3 de diciembre, coincidiendo con una nueva edición de la Feria de la Trufa de la localidad, prevista esa misma jornada en la plaza Mayor. Así lo anunció el presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, David Royo, durante la visita ayer a la capital ribagorzana de una delegación de truficultores franceses, concretamente de la zona de los Alpes, con quienes compartieron sus inquietudes de cara a los retos del sector ante el cambio climático, la trazabilidad del producto y la falta de regulación europea sobre los aromas químicos frente al producto fresco.

A pocos días de abrir la temporada trufera, el 15 de noviembre, avanzan que la producción altoaragonesa se verá afectada por el calor, pero no en todo el territorio. "En Ribagorza, hubo dos buenas tormentas en fechas concretas que pueden hacer que vaya mejor, pero en otras zonas de la provincia, la sequía hará que la temporada dependa del regadío", avanzó Royo, quien detalló que el número de plantaciones sigue aumentando, con unas 100 hectáreas nuevas dedicadas a este cultivo cada año, que sitúan ya su extensión total en 2300 en el Alto Aragón.

La producción podrá adquirirse en el Mercado de la Trufa en Fresco que se inaugurará el 3 de diciembre en el espacio de la trufa de la plaza Mayor y se celebrará cada sábado hasta mediados de marzo, cuando se cierre la temporada. "Esperamos con ilusión poder empezar, ya sin restricciones, aunque mantendremos el formato mixto utilizando la parte exterior que el año pasado fue un éxito", dijo Royo. Esa jornada del 3 de diciembre, se celebrará también la Feria de la Trufa de Graus, adelantó.

Didier Roche (izquierda) y David Royo (derecha) con el traductor en el centro.
Didier Roche (izquierda) y David Royo (derecha) con el traductor en el centro.
E. F.

Royo realizó este anuncio en el marco de la visita que están realizando a Aragón una delegación francesa compuesta por una treintena de miembros del Syndicat des truficulteurs de l'Ardèche y la Asociación Auvergne Rhône-Alpes des trufficulteurs, que preside Didier Roche. El responsable francés aludió a los "intereses y los problemas comunes" de España y Francia en el sector. "Estamos intercambiando técnicas y problemáticas", dijo Roche, quien incidió en la necesidad, también acuciante en Francia, de economizar el agua. "Este año no habrá trufa salvaje por la sequía extrema. Hoy en Francia se recomienda ya tener acceso al agua para hacer este cultivo", aseguró.

Sorprendidos gratamente con el Centro de Experimentación e Investigación en Truficultura, Roche destacó "la ayuda que supone para los productores", si bien echó de menos los centros certificadores que sí tienen en Francia. "Cada planta viene certificada en cuanto a su variedad y calidad de micorrización", dijo.

Además de la sequía, el principal reto del sector es la regulación de los aromas químicos. "El gran problema para el desarrollo del sector es la necesidad de luchar contra el fraude de la utilización de aromas que engañan al consumidor y ponen en riesgo a largo plazo la viabilidad de la trufa", dijo Royo. En este sentido, Roche aseguró que es "un objetivo común" luchar contra estos aromas químicos y desarrollar una normativa europea que defienda el producto fresco.

Etiquetas