Sobrarbe

SOBRARBE - CONSECUENCIAS DEL COVID-19

La afluencia de visitantes precipitó este sábado el cierre de accesos a Ordesa

A las 9 horas había 15 coches en la Pradera y a mediodía igual número en Pineta

La afluencia de visitantes precipitó este sábado el cierre de accesos a Ordesa
La afluencia de visitantes precipitó este sábado el cierre de accesos a Ordesa
JULIO VIECO

HUESCA.- Los accesos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por la Pradera y por el valle de Pineta se cerraron este sábado, así como la entrada al valle de Bujaruelo, para evitar la aglomeración de visitantes ante la llegada de personas, en el primer caso, desde primera hora de la mañana. En los tres accesos se colocaron cintas de plástico, y en Pineta y Bujaruelo además vallas metálicas que impiden el tránsito con un mismo cartel: "Cerrado el acceso al Parque Nacional por responsabilidad social (Alarma sanitaria)". También en la entrada a Torla se informa de que el acceso al Parque está cortado.

La decisión se tomó este sábado por la mañana, antes de conocerse el decreto con las medidas acordadas por el Gobiermo, por parte de la directora de Parque, Elena Villagrasa, y alcaldes de Torla, Miguel Villacampa, y de Bielsa, Miguel Ángel Noguero.

Villagrasa explicó que a las 9 horas ya había unos 12-15 coches aparcados en la Pradera de Ordesa y seguían subiendo, por lo que se temía que la afluencia fuera en aumento. Por ello, se decidió cerrar tanto el acceso a la Pradera como a Bujaruelo, porque este valle siempre se convierte en alternativa cuando se cierra el de Ordesa.

"Le hemos dado difusión en redes sociales para evitar que vinieran y evitar la aglomeración de personas", señaló la directora de Ordesa, que añadió que después aún seguía habiendo tráfico y que en el parquin de San Antón (antes de llegar al Puente de los Navarros) había unos quince vehículos.

Fue sobre las 13 horas, tras contabilizarse unos 15 vehículos en el parquin de Pineta, cuando se decidió aplicar la prohibición también para evitar aglomeraciones. Los sectores de Añisclo y Escuaín no registraron mucho movimiento, por lo que no se cortaron. La directora del Parque apuntó que el servicio de autobús de Torla a la Pradera en Semana Santa ya se había suspendido antes de conocerse el decreto del Gobierno que restringe el movimiento de personas.

El viernes ya se habían cerrado al público, como medida preventiva y ante la recomendación de quedarse en casa y evitar las aglomeraciones, los centros de visitantes y los puntos de información del Parque, cuyos trabajadores atienden telefónicamente. Asimismo, el refugio de Góriz, como el resto de los de montaña, también cerró el viernes.

Etiquetas