Somontano

LITIGIO DE LOS BIENES

La Plataforma Sijena Sí cree que es la hora de reclamar a Lérida del resto de bienes

Cree que el Obispado de Huesca debe abrir ya la vía civil para recuperar las obras de Berbegal, Peralta de Alcofea y El Tormillo 

Plataforma Sijena Sí
Plataforma Sijena Sí.
S. E.

La ejecución provisional de la sentencia del Juzgado de Barbastro que obliga al Consorcio del Museo de Lérida a la devolución de 111 obras de arte religioso al Obispado de Barbastro-Monzón sienta un “precedente importante para recuperar el patrimonio aragonés en Lérida”, según manifiesta Juan Yzuel, presidente de la Asociación Plataforma Sijena Sí. En este sentido cree que “es el momento oportuno para que el Obispado de Huesca inicie la apertura de la vía civil para reclamar al Consorcio del Museo de Lérida la devolución de las obras de arte religioso que son propiedad de las parroquias de Berbegal, Peralta de Alcofea y El Tormillo tras un largo exilio en Lérida”.

Se refiere al frontal El Salvador (siglo XIII) pieza de valor excepcional que salió de Berbegal en 1904, dos tablas góticas de la iglesia de Peralta de Alcofea (XV) y la portada románica de la iglesia de El Tormillo que está incrustada en la iglesia de San Martín (Lérida) desde que se la llevaron de la localidad altoaragonesa.

En la misma sintonía están los alcaldes de Peralta de Alcofea, Sergio Gambau y de Berbegal, José Carlos Boned, quienes han manifestado su reciente disposición a colaborar con el Obispado de Huesca si se plantean acciones para reclamar el patrimonio religioso, “a la vista de los resultados fructíferos del Obispado de Barbastro-Monzón que sientan un precedente importante”.

Las relaciones de los ayuntamientos con el Obispado son buenas y sus alcaldes apoyarían la iniciativa diocesana “ no somos los propietarios de las obras que se reclamaron en etapas anteriores con los obispos Javier Osés y Jesús Sanz, también Julián Ruiz, sin resultados prácticos porque no hubo proceso”. Ambos alcaldes están en la línea de los antecesores que llevaron a cabo iniciativas para reclamar el patrimonio pero sin resultados prácticos por falta de sintonía con el Obispado de Huesca.

Juan Yzuel muestra su apoyo si el Obispado inicia acciones para reclamar los bienes “como hemos hecho con Barbastro-Monzón para la devolución de 111 obras y piezas de arte de parroquias aragonesas”. Al mismo tiempo destaca “el éxito conseguido por vía civil para recuperar en tres años lo que no fue posible durante el largo proceso canónico (1995-2008) a pesar de las sentencias favorables que ordenaron la devolución”.

La Plataforma anuncia que estará presente en la entrega de las obras de arte religioso en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, previstas en los próximos días 5 y 10 de marzo y su presidente considera “muy acertado que el obispo de Lérida, Salvador Giménez, se haya desmarcado de la resistencia a entregar las obras. Este cambio de actitud, esperado y reclamado durante años, ha sido instrumental para acelerar y facilitar el retorno definitivo”.

Recuerda que “en estos términos se lo reclamamos en las visitas realizadas a Lérida en 2017 y 2018 para reclamarle un cambio de actitud” y reitera “nuestro apoyo total al Obispado de Barbastro-Monzón y al prelado Ángel Pérez por su valentía para acabar, de una vez por todas, con este espinoso asunto que ensucia la credibilidad de la Iglesia y rompe la fraternidad entre comunidades hermanas”. El apoyo presencial de la Plataforma ya se vio en la Marcha a Berbegal (2017) y en la Caravana a Roda de Isábena (2018) con una concentración ante las puertas del Museo Diocesano.

Año de Sijena y monasterio

Por otra parte, felicita al Gobierno de Aragón por las gestiones para que se hayan reiniciado las visitas al Monasterio de Sijena y esperan “en breve, que se den los pasos necesarios para llevar adelante la hoja de ruta aprobada por todos los grupos de las Cortes de Aragón que declararon el 2023 como Año de Sijena como reivindicó esta Plataforma desde su fundación”.

Por último, “animamos a la Orden de Malta para que de todos los pasos necesarios para conseguir una nueva comunidad religiosa que dote, de nuevo, de vida y presencia en el Real Monasterio”. Desde que las últimas religiosas de la Orden de Belén se fueron del monasterio, en julio de 2020, después de una estancia de más de 30 años, las gestiones para que habiten el cenobio alguna orden religiosa no han dado resultado.

Etiquetas