Cultura

EXPOSICIONES

Rutarte da voz al talento de artistas oscenses

El Encuentro del Arte en los Bares de Huesca se extiende por nueve locales

Rutarte da voz al talento de artistas oscenses
Rutarte da voz al talento de artistas oscenses
S.E.

HUESCA.- La octava edición de Rutarte, el Encuentro del Arte en los Bares de Huesca, ha desplegado sus obras de pintura, fotografía, ilustración y pirograbado por nueve locales de Huesca que quieren servir de altavoz para los creadores oscenses.

Un total de once artistas participan este año en esta iniciativa que acerca el arte a los bares y restaurantes de la capital altoaragonesa y que, en esta ocasión, cuenta con la Asociación Down Huesca como invitada. Y es que Rutarte puede presumir, además, de tener un trasfondo solidario, ya que parte del dinero que se logre recaudar con la venta de las obras expuestas irá a parar a esta entidad. Los jóvenes de Down Huesca han aportado sus trazos y colores a la exposición colectiva que alberga el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, que incluye también una obra de cada uno de los diez artistas participantes, además de seis esculturas hechas con materiales reciclados por Mon, coordinador de Rutarte.

Los artistas agradecen la oportunidad de poder mostrar su trabajo a los oscenses desde esta red que derrochará arte en los bares hasta el próximo 6 de octubre.

Silvia Buil, que expone quince pinturas de rosas en la Heladería Los Italianos, destaca el valor de esta iniciativa en la que participa por primera vez.

Su exposición reúne variedad de técnicas, formatos y tamaños unidos por la temática de las flores, que cobran forma a partir de acuarela, acrílico, rotuladores y collages. "Mis obras de hace unos tres años son de tipo figurativo y realista, y en las últimas me decanto más por la abstracción", detalla. Esta Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona explica que siente predilección por las rosas, "porque son elementos naturales de apariencia frágil pero potentes al mismo tiempo, y además están presentes en todas las celebraciones relevantes del ser humano, desde que naces hasta que mueres".

También Rocco, que muestra sus pirograbados en el Restaurante La Chera, está feliz por formar parte de Rutarte, iniciativa en la que participa por quinto año. En este establecimiento expone diez obras realizadas a partir de un dibujo que ha marcado posteriormente con un pirograbador. La técnica, confiesa, requiere de mucho tiempo e inspiración. "La obra más complicada es una que plasma la campana de Huesca. También he hecho una colección de cuatro plazas: la plaza Mayor de Aínsa, la plaza de Navarra de Huesca, la del Pilar y la plaza Mayor de Sevilla", detalla.

Su muestra se completa con piezas que plasman la belleza de los claustros de la iglesia de Roda de Isábena y la del Monasterio de Santa María de Sigena. A ellos se suma una vista de Broto, otra de Alquézar y una última de los claustros del Monasterio de San Juan de la Peña. Con todas estas obras, dice, quiere darse a conocer, "porque a la gente le cuesta más ir a los museos y esta es una buena forma de que vean lo que hago".

Y para Antonio M. Gordillo, cuyas fotografías sobre naturaleza están expuestas en el bar Doña Sancha, Rutarte también es una ventana desde la que mostrar su trabajo. "Es el tercer año que expongo. A mi muestra la he llamado Alas porque en ella aparecen mariposas, libélulas y aves, especialmente", indica este artista que ha tomado sus instantáneas en el Alto Aragón. De esta ruta de arte en los bares destaca que acerca al público a artistas de diferentes disciplinas. "En los bares la gente se toma su tapita o su cerveza y quien no suele ir a los museos puede disfrutar del arte", valora.

Por otro lado, en el bar Villa-Campa están colgados autorretratos realizados por María Gracia, cuyo estudio de fotografía está situado frente de la iglesia de San Lorenzo. La artista ha bautizado a una colección de una diez piezas como Nurture, "que tiene varias acepciones pero significa nutrir o cuidar y me gustaba el paralelismo con Nature, naturaleza", explica.

Desde este juego de palabras, ha querido plasmar "la relación del ser humano con la naturaleza para reflejar quién se nutre de quién y otros aspectos".

Finalmente, de Rutarte, donde participa por primera vez, valora que "es una gran idea para dar a conocer el arte que se realiza en Huesca y los creadores que hay. Es una forma de que el público pueda ver cosas nuevas y que haya arte en lugares donde no lo hay normalmente, ya que a la gente le cuesta más ir a ver una exposición".

Etiquetas