Cultura

ENTREVISTA

Juan Carlos Ortega: “La ironía funciona en los libros, y yo creo que en la radio también”

El humorista presenta este viernes en el Teatro Olimpia ‘La radio de Ortega’

Juan Carlos Ortega estará hoy en Huesca con su espectáculo La radio de Ortega.
Juan Carlos Ortega estará este viernes en Huesca con su espectáculo La radio de Ortega.
S.E.

Dicen que la radio no se ve, pero Juan Carlos Ortega consigue hacerla visible. El humorista, colaborador habitual de la Cadena Ser y presentador de los Premios Ondas en 2018 y 2019, invita a los oscenses a sintonizarla en el Teatro Olimpia, espectáculo La radio de Ortegadonde a las 20:00 horas presentará su espectáculo La radio de Ortega, dentro del ciclo Huesca Humor, y por el que desfilarán todos los referentes de este medio de comunicación.

Juan Carlos Ortega es un hombre de radio, pero también tiene un punto de mago porque no es fácil hacer sonido visual. ¿Cómo lo consigue en La radio de Ortega?

-Yo siempre he pensado que la radio se ve. Nuestro cerebro, aunque tengamos los ojos cerrados, es una inmensa pantalla de cine. Oímos la radio y visualizamos a los locutores, sus posiciones, sus movimientos, el lugar que ocupan en la mesa. Es una pantalla, además, bastante mágica, porque es transparente. La imaginación te permite estar mirando la taza de café que estás tomando por la mañana y, además, la cara de la locutora que te habla. La imaginación es la pantalla de las pantallas y, por tanto, la radio siempre se ha visto. Y yo juego con eso.

No cabe duda de que hacer visible la radio hace que usted sea un hombre “raro”. Esa peculiaridad, ¿la explota haciendo un humor diferente y personal?

-Creo que todos somos raros. La normalidad es la media de todas las rarezas. Si mi humor es peculiar es porque yo lo soy, pero usted también lo es y los lectores que ahora están mirando estas líneas. Lo bonito y lo deseable es, simplemente, utilizar nuestras peculiaridades, no desecharlas, aprovecharse de ellas para crear algo.

Siempre se ha dicho que la ironía en la radio no funciona, pero para el humorista Juan Carlos Ortega es un recurso sofisticado en su elaboración y fácil de disfrutar.

-Sí, eso es algo que siempre se ha dicho, pero en lo que nunca he creído. La ironía funciona perfectamente en la radio. El argumento que usan los que afirman que no funciona es el siguiente: “En la radio no se ven nuestros gestos, que pueden dar pistas de nuestra ironía”. Pero, si se fija usted bien, en la literatura tampoco vemos los gestos del escritor, y pese a ello la ironía funciona en los libros. Yo creo que en la radio también.

Por su espectáculo desfilan referentes radiofónicos de antes y de ahora. Háblenos de alguno.

-Siempre homenajeo a la radio en mis espectáculos, porque mi humor es radiofónico en su origen. Mis referentes son los clásicos: Luis del Olmo, Alejo García, Julio César Iglesias, Fernando Argenta, Gabilondo, Quintero. Me gusta homenajearlos siempre, aunque ni siquiera los nombre. Pero todos están ahí.

¿Qué supone para usted mezclar dos de sus pasiones conocidas: humor y radio, y compartirlas sobre las tablas en momentos en los que la covid es un auténtico nubarrón?

-Disfruto haciéndolo, porque si dedicarte a algo que te apasiona es gratificante, dedicarte a dos cosas que te apasionan por igual es doblemente gratificante. Lo del covid, efectivamente, es un nubarrón. Lo ha definido usted muy bien. Nubarrón porque lo vuelve todo gris, pero quiero pensar que ya falta poquito para que salga el sol.

Haga una cuña de radio para invitar a los oscenses a que acudan a verla.

-Queridos oyentes. Si les apetece, vengan a verme. Si no les apetece, no sufran; el mundo continuará su curso igual. Un beso grande a todos.

Etiquetas