Cultura

PATRIMONIO

El descenso virtual de navatas causa una enorme satisfacción entre el público del festival Espiello

Nabatas 360, nuevo recurso para la candidatura internacional que opta a la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO

Inauguración de la exposición
Inauguración de la exposición
S.E.

Más de 450 personas han visitado la exposición Nabatas360. Una experiencia inmersiva en el mundo de las nabatas, incluida en la programación del 18º Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe, Espiello, si bien ésta se ha mantenido abierta una semana más.

Esta exposición, promovida por la Asociación de Nabateros de Sobrarbe y coordinada y financiada por la Comarca de Sobrarbe, tiene como objetivo dar visibilidad el trabajo de salvaguarda de la tradición de las navatas. Una colección de 20 fotografías de gran formato de la cultura navatera muestra diferentes aspectos de este antiguo oficio que pervivió en los ríos de Sobrarbe hasta la década de los 50 del siglo XX, como medio de transporte fluvial de la madera. Años después, un grupo de jóvenes, recuperaría a modo de fiesta esta tradición con un descenso entre Laspuña y Aínsa en la época de mayencos, coincidiendo con las fechas del deshielo.

Dos personas disfrutando del descenso virtual
Dos personas disfrutando del descenso virtual
S.E.

Sin duda, el gran éxito de Nabatas360 lo ha proporcionado el visionado con gafas de realidad virtual de un descenso de navatas. De esta forma y por primera vez, los asistentes, previa cita concertada para garantizar el cumplimiento de todas las medidas sanitarias por la covid-19, han podido vivir las sensaciones de un navatero en el río, gracias a esta experiencia inmersiva, de 11 minutos de duración. El participante ha disfrutado así de un descenso en navata por el río Cinca en primera persona. La grabación en 360º, un proyecto de Luis Román, ha resultado una experiencia que ha despertado mucha expectación entre el público. En el espacio acondicionado para el visionado se localizaba una pequeña navata de 2x1 metros y en el entorno de esta antigua embarcación fluvial, los asistentes eran atendidos por un miembro de la Asociación de Nabateros de Sobrarbe para facilitar la colocación y retirada de las gafas de realidad virtual.

Este proyecto de difusión de la cultura del transporte fluvial de la madera viajará a otros lugares y, de momento, se ofrece al territorio más cercano, máxime cuando se acerca la fecha del descenso anual de navatas. Del 15 de mayo al 6 de junio, la exposición se podrá visitar en los municipios de Puértolas y Laspuña, con gran tradición de navateros (pendientes de concretar las localidades).

Fotografías de la exposición
Fotografías de la exposición
S.E.

Desde el festival Espiello, su directora, Patricia Español, comenta que “la estamos ofreciendo a otros festivales de cine del Pirineo o dentro de espacios museísticos”. Desde la Comarca de Sobrarbe se trabaja ya en el calendario de itinerancia de este proyecto por la comarca de Sobrarbe.

Este proyecto añade un nuevo recurso para la candidatura internacional que lidera Polonia con el propósito de que la UNESCO declare Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el transporte fluvial de la madera, denominado en inglés “Timber rafting”. En España, esta candidatura la lidera el Ministerio de Cultura y Deporte, si bien se halla promovida por la Asociación Internacional de Almadieros y Nabateros, creada en 1989, y de la que forman parte 40 asociaciones de varios países europeos.

Patricia Español comenta que “desde un principio estábamos convencidos de que esta exposición sería uno de los platos fuertes del festival, como así ha sido. Creemos que ha atraído público nuevo al festival y a la inversa.

David Mur, el navatero que ha permanecido en la exposición todo el tiempo, ha trasladado las buenas sensaciones que han percibido los asistentes. “Se han sorprendido muchísimo. Es lo más aproximado a la vivencia de un descenso en una navata. La persona de más edad, un hombre de 91 años e hijo de navateros, revivió las historias que le narraba su padre. Resulta impresionante”.

Últimas sesiones de cine: sección Anvistas

Los próximos días 16 y 30 de este mes concluirá la sección Anvistas, dedicada a documentales de interés antropológico y social del festival Espiello. En esta edición Anvistas, programada en colaboración con el Cine Club Sobrarbe, ha salido fuera de las fechas del festival. De hecho, el pasado 26 de febrero ya se proyectó la primera de las películas, Cartas Mojadas, de Paula Palacios.

Los cielos españoles, de Isabel Soria y J.M. Herraiz (España 2020) se pasará el próximo viernes, las 19:00 horas en el Palacio de Congresos de Boltaña y el 30, Schapenheld/ El héroe de la ovejas, de Ton Zantvoort (Países Bajos-Rumanía, 2018) pondrá fin a este ciclo, a la misma hora y lugar.

Etiquetas