Cultura

LA ENTREVISTA

Chucho Valdés: “La música cubana es infinita, yo intento traer ritmo, color y alegría”

El pianista cubano presenta junto a su cuarteto un nuevo repertorio este sábado (22:00 horas) en el escenario del Festival Castillo de Aínsa

El artista cubano Chucho Valdés.
El artista cubano Chucho Valdés.
S.E.

Este sábado 3 de julio, a las 22.00 horas, sube al escenario del Festival Castillo de Aínsa Chucho Valdés, estandarte de la música cubana y exponente de su fusión sin fronteras. Hijo del virtuoso pianista Bebo Valdés, ambos visitaron Aragón allá por 2008 con la gira “Juntos para siempre”. Trece años después, el primogénito regresa al Alto Aragón con su cuarteto de músicos, una selección de temas de lo mejor de sus discos y algunas “sorpresas que he compuesto recientemente”, indica.

Después de girar alrededor de todo el mundo, asegura “no haber tocado nunca ante un castillo”, algo que le emociona en gran parte. En mayor medida lo hace volver a reencontrarse con el público español, que implica “poder tocar para parte de sus raíces, para un espectador que entiende, que le gusta la música cubana y que sabe que la aprecian mucho”, asume.

Su último trabajo es una reedición del ábum Jazz Batá, publicado en 1972 e incomprendido durante este período por su vena experimental. “En 2018 intenté tomar los elementos de aquel Jazz Batá y realizar otra producción más contemporánea, aportando nuevas ideas y sonoridades, como los cantos Yoruba que aparecen”, recuerda Valdés.

Algunos de los músicos más importantes de la nueva generación “estuvieron presentes en ese disco”, continúa. Su redescubrimiento y evolución le ha valido el premio al Mejor Álbum de Jazz Latino/Jazz de la 20ª edición de los Latin Grammy Awards.

Su pasión por la música cubana no ha cesado en estos más de 60 años de carrera. “Es prácticamente infinita”, dice el músico, y la liga a los orígenes provenientes de África y Europa, que califica como “inagotables”.

Pero siempre encontró en la cadencia española un sabor especial. “En nuestro origen está la música española, al igual que en Cuba hay músicos afro-cubanos, hay muchas personas euro-cubanas. Y por otro lado, la arquitectura española está muy presente en toda Cuba”, subraya el pianista.

Allí es hacia donde viaja su próximo proyecto, La Creación. Emprende de nuevo el camino de la búsqueda de identidad, de dónde vienen las raíces y el legado de sus ancestros. “Quiero que el mundo sepa cuál es nuestra identidad. La Creación quiere concebir todo ello”, valora Valdés. Parte de estas nuevas inquietudes podrán intuirse en el escenario de Aínsa.

Considerado uno de los mejores artistas latinos del continente y ganador de seis Premios Grammy, el isleño no desea mayor reconocimiento que el de su público. “Haber podido desarrollar mi carrera alrededor del mundo y con gran éxito, este es mi mayor regalo”, asiente.

Tras la situación sanitaria vivida en los últimos tiempos, las teclas de su piano solo aspiran a traer “ritmo, color y alegría a las personas que vienen a vernos, para hacer olvidar todo lo que ha ocurrido”, concluye el artista. 

Etiquetas