Cultura

50 festival internacional de cine de huesca

Terry Gilliam: “El Premio Luis Buñuel tiene el mejor trofeo que he visto en un festival”

El director recoge el galardón, diseñado por Isidro Ferrer, tras una gran ovación en el Teatro Olimpia de Huesca

Terry Gilliam, un enamorado del galardón-hormiga diseñado por Isidro Ferrer.
Terry Gilliam, un enamorado del galardón-hormiga diseñado por Isidro Ferrer.
Javier Navarro

Luciendo una energía y una vitalidad envidiables para su edad y con un salto enorme, Terry Gilliam ha subido este miércoles por la noche al escenario del Teatro Olimpia para recoger el Premio Luis Buñuel, que le ha entregado el 50 Festival Internacional de Cine de Huesca.

Me encantan los insectos y este es el mejor trofeo que he visto en un festival. Creo que Buñuel estaría muy orgulloso”, ha exclamado el director en referencia al galardón-hormiga diseñado por Isidro Ferrer.

En un discurso distendido y muy divertido, que ha pronunciado tras una gran ovación del público oscense, el veterano cineasta de 81 años ha reconocido que es “maravilloso” estar en una “pequeña ciudad” como Huesca, un “lugar mágico” al igual que Aragón.

Tras conocer de primera mano varios sitios de la provincia altoaragonesa esta semana, Gilliam ha contado que “han sido unos días maravillosos”, que han culminado este miércoles tras recibir el premio gordo “en la 50 edición de un festival, que será la última”, ha bromeado.

Al recoger el galardón, que le ha sido entregado por Manuel Avellanas, presidente de la Fundación Festival de Cine de Huesca, y Rubén Moreno, director del certamen, el director ha confesado estar un poco abrumado al ver el video de presentación, en el que han aparecido fotogramas de algunas de las películas en las que ha participado, como La vida de Brian (1979), que realizó junto al mítico grupo de humoristas Monty Python.

Por otro lado, Gilliam ha aprovechado la oportunidad para pedir al Gobierno de Aragón y sus políticos que “den más incentivos y ayudas” para el cine, de modo que “se puedan hacer más películas aquí” en el futuro.

El realizador incluso ha dejado caer que le gustaría grabar un filme en la zona, momentos antes de que subiera al escenario José Luis Escolar, asistente de dirección y productor de algunas de sus aventuras en España.

Tras fundirse en un gran abrazo, el dúo ha contado que se conoció en el año 1987, cuando grabaron la película Las aventuras del barón Munchausen en el pueblo abandonado de Belchite.

Nos ha pasado de todo, como cuando se nos escapó un tigre” en un rodaje, ha recordado su compañero de viaje, con el que ha explicado de forma divertidísima como finalmente tuvieron que sustituir al animal por un peluche.

La gala

Noe and the Bobifaces con los presentadores de la gala.
Noe and the Bobifaces con los presentadores de la gala.
S.E.

La ceremonia ha empezado de manera espectacular gracias a la interpretación de Hit the road Jack! de Noe and the Bobifaces.

Goizalde Núñez y Nacho Rubio, presentadores de la gala, han escenificado entonces un diálogo de El rey pescador (1991), una de las obras maestras del homenajeado, del que también se han recordado sus míticos ‘sketches’ de la Inquisición española.

La cita, en la que se ha valorado la gran labor de los voluntarios con un video lleno de ironía y humor, ha terminado con la proyección de El hombre que mató a Don Quijote (2018), la última fantasía de esa gran leyenda del séptimo arte llamada Terry Gilliam. 

Etiquetas