Cultura

balance

Las artes escénicas entran con ilusión en 2023 tras “el año de la recuperación"

Los Titiriteros de Binéfar y Civi-Civiac celebran la mejoría del sector

Los Titiriteros de Binéfar.
Los Titiriteros de Binéfar.
S.E.

Después de dos duros años de pandemia, 2022 significó “la recuperación” del sector de las artes escénicas, como celebran Los Titiriteros de Binéfar y Civi-Civiac Producciones, dos de las compañías más importantes de la provincia que acaban de cerrar una temporada redonda.

Ha sido un año bueno y progresivo, porque ha acabado de manera muy esperanzadora”, aseguran los literanos, que en los últimos doce meses rozaron las 200 funciones entre grandes teatros, pequeños espacios y aulas escolares.

Así, los titiriteros actuaron en Huesca, Zaragoza, Barcelona, Burgos, Calahorra, Ciudad Real, Gijón, Guadalajara, Madrid, Oviedo, Palma de Mallorca, Santander, Segovia, Sevilla, Soria, Teruel, Valencia, Valladolid, Vigo y Zamora, así como en Francia, Italia y Colombia, demostrando que su arte no tiene fronteras.

Con ganas de seguir conquistando el mundo, la agrupación afronta 2023 “con mucha ilusión, esperanza, ganas y muy bien preparados”, prosiguen.

Y es que, hasta el momento ya tienen muchas actuaciones comprometidas en ciudades como Zaragoza, Sabiñánigo, Utrera, Jumillas, Getafe, Laluenga, Tierz, Pertusa, Jaca, Binéfar, Jaca, Elche o Valencia. “También tenemos previsto, pero sin confirmar, acudir a 15 o 20 lugares más”, celebran.

Además, su exposición El juego y los títeres en España se puede visitar en estos momentos en Zamora y se podrá ver en el festival Alfanhui de Guadalajara.

Civi-Civiac

Ismael Civiac, con este diario, en uno de sus shows.
Ismael Civiac, con este diario, en uno de sus shows.
Iván Escribano

2022 también fue “un año memorable” para Civi-Civiac Producciones, que protagonizó más de 130 actuaciones por todo el territorio nacional.

“Desde nuestro punto de vista ha sido el año de la recuperación. Ha sido un no parar de contrataciones, viajes y festivales, y un verano fantástico que se ha enlazado con octubre, noviembre y diciembre en salas de teatros, más festivales y parques de Navidad, tanto en Madrid como en Valencia”, celebra el ilusionista Ismael Civiac, líder de la compañía altoaragonesa.

Este equipo “mágico”, que también realizó el Festival Internacional de Ilusionismo Zaracadabra y tiene previsto para este inicio de año la cabalgata de Reyes de Zaragoza y el Festival de Magia de Villanueva de Gállego, no viajó al extranjero en 2022.

No hemos realizado funciones fuera de la península. En Europa se han reactivado los festivales y la cultura, pero el coste del combustible y la apuesta este año por compañías de cada país ha hecho que no se entrase en el cupo”, matizan.

Pero todo cambiará en este 2023, en el que entraron “con más ganas e ilusión que nunca”. De hecho, Civiac asegura que se encuentran “en el mejor momento” de su carrera.

Nos sentimos genial, porque nos llaman y contratan de festivales especializados para inaugurar o clausurar su programación, y cada vez vamos a más ciudades de la geografía española”, celebra.

Sin ir más lejos, en los próximos meses ya tienen 23 actuaciones cerradas, mayormente en teatros con su nuevo espectáculo, Torpeza obliga, que llevarán a Torrente de Cinca o Consuegra (Toledo).

Hay muchos bolos hasta junio, cuando estaremos en un festival de Francia. También tenemos ya contrataciones para el resto del verano”, termina el mago, la cara visible de un sector que por fin ve el sol tras la tormenta pandémica.

Etiquetas