Deportes

Gimnasia Rítmica

La España de Inés Bergua se queda a dos pasos del podio mundial

La gimnasta oscense y sus compañeras ejecutan un mixto soberbio y consiguen 38,85 en la final, en la que terminan a dos puntos de las medallas

Inés Bergua (centro), junto a sus compañeras, en el Mundial de Kitakyushu.
Inés Bergua (centro), junto a sus compañeras, en el Mundial de Kitakyushu.
S.C.O.

La España de Inés Bergua ha cerrado este domingo el Mundial de Kitakyushu (Japón) con una exitosa quinta plaza en la final de 3 aros y 4 mazas, en la que ha terminado a dos pasos del podio.

“¡Somos unas luchadoras, chicas!”, ha exclamado la gimnasta oscense justo antes de salir al tapiz para motivar a sus compañeras Ana Gayán, Valeria Márquez, Mireia Martínez y Uma Méndez, con las que ha ofrecido uno de los mejores mixtos de la temporada.

Las españolas han abierto la final con determinación y poco a poco han ido clavando casi todos los elementos de máxima dificultad del montaje, en el que han disfrutado y han hecho disfrutar al público con la secuencia de pasos.

Muy expresivas, las jóvenes gimnastas han impresionado con momentos vibrantes y originales, como el lanzamiento del aro fuera del campo visual que Bergua ejecuta con el moño.

Las únicas dos imprecisiones claras se han producido en uno de los equilibrios, un pelín desincronizado al principio, y en un lanzamiento corto, que estas luchadoras han salvado sin problemas dando unos pasos.

Después de varias actuaciones en las que no conseguían completar el extenuante ejercicio por falta de tiempo, las españolas por fin han rematado el montaje con una espectacular patada a un aro.

El público japonés ha aplaudido impresionado la composición de las gimnastas, que han celebrado con cinco enormes sonrisas el objetivo alcanzado.

Mientras se abrazaban a la entrenadora Ana María Pelaz, la seleccionadora Alejandra Quereda y la suplente Patricia Pérez, las chicas han recibido 38,85 puntos, una nota baja teniendo en cuenta que el ejercicio fue más solido que en la clasificación general, donde obtuvieron 39,15.

Pese a la inclusión del elemento final, las jueces han bajado 5 décimas la nota de dificultad, que ha sido de 31,9 (6,3 en corporales y 25,6 en aparato), mientras que la ejecución, de 7 puntos, ha aumentado en dos décimas respecto al primer día, cuando al igual que este domingo han sufrido una penalización de 0,05 por no acabar al unísono con la música. 

Al percatarse de este pequeño bajón, el cuerpo técnico ha puesto una reclamación en la mesa de jueces, que de nuevo no ha llegado a buen puerto.

En la final del mixto, Italia (42,275) se ha colgado por fin el oro con un ejercicio inmaculado e incomparable con los que han ofrecido Rusia (40,95) y Japón (40,9), que pese a tener grandes fallos han desplazado al maravilloso equipo de China (40,85) del pódium.

España acaba décima por equipos

La selección española, al completo, celebra el final del mundial.
La selección española al completo celebra el final del mundial.
Instagram

Además de la quinta plaza conseguida en la final del ejercicio mixto y de la duodécima en la clasificación general, la España de Inés Bergua ha obtenido la décima posición en la prueba por equipos, que mezcla las notas de los conjuntos con las de las individuales

El criterio utilizado por la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) en esta novedosa competición, que desde 1989 solo comprendía la actuación de las individuales, ha sido añadir los puntajes de los grupos, reconociendo el trabajo de toda la delegación, incluidas las entrenadoras

Así, a los 73,95 puntos que obtuvo el conjunto en la clasificación general se han sumado las notas de la calificación de Polina Berezina y Teresa Gorospe, terminando con un total de 233,65. El pódium lo han formado Rusia (304,575), Italia (277,575) y Bielorrusia (275,875). 

Además, este domingo tanto las rusas (46) como las italianas (45,6) han repetido posiciones en la final de 5 pelotas, en la que las japonesas (44,5) se ha llevado el bronce.

Termina el ciclo olímpico más largo de la historia

El ciclo olímpico más largo de la historia ha terminado este domingo para la rítmica con la clausura del Mundial de Kitakyushu (Japón), una cita un tanto descafeinada por las ausencias de Linoy Ashram (Israel) y el conjunto búlgaro, que ganaron los dos oros en Tokio 2020.

Esta situación ha permitido que Rusia haya obtenido siete de los nueve oros que se disputaban, perdiendo solo ante Italia en el mixto y contra la colosal Alina Harnasko (Bielorrusia) en la final de cinta.

Las jueces han concedido cinco preseas doradas a la rusa Dina Averina, que se ha convertido en la primera tetracampeona absoluta del mundo y la única en ganar dieciocho oros en toda su carrera, dos récords muy cuestionados por el público.

Con este campeonato también se ha cerrado la temporada 2021, que para España ha supuesto la recuperación de la confianza en el conjunto gracias a su renovación, en la que Inés Bergua ha tenido un gran peso.

En el vigésimo quinto aniversario del oro español en Atlanta 1996 y el trigésimo cumpleaños del primer oro patrio en un mundial (Atenas 1991), la afición sueña de nuevo con las medallas para el ciclo de París 2024, en el que esperemos que el código de un respiro a las gimnastas y apueste más por la parte artística de este deporte.

Etiquetas