Deportes

gimnasia rítmica

Inés Bergua escala hasta la plata en Pamplona

La oscense fue segunda con la selección en el montaje de cinco aros

Inés, primera por la derecha, con sus compañeras de equipo y la plata lograda ayer.
Inés, primera por la derecha, con sus compañeras de equipo y la plata lograda ayer.
RFEG

Inés Bergua escaló ayer hasta la plata en la final de 5 aros de la Copa del Mundo de Pamplona, donde demostró junto a la selección española de gimnasia rítmica su solvencia y presencia.

Después del gran éxito del sábado, cuando la gimnasta oscense, Ana Arnau, Mireia Martínez, Salma Solaun, Patricia Pérez y Valeria Márquez lograron el bronce en la clasificación general, en la pasada jornada subieron un escalón más del podio gracias a una actuación memorable y un esfuerzo inmenso en las finales por aparatos.

Así, el ejercicio de 5 aros se vivió igual de vibrante que el viernes, salvo por un momento crítico en el que una de las gimnastas casi sacó el pie fuera del tapiz para recoger un aparato.

En un primer momento, la jueza de línea levantó la bandera intuyendo que se había producido el error, pero tras revisar el video, el jurado comprobó que la deportista solo pisó la línea y la penalización de 0,300 fue retirada. A excepción de este susto, el montaje lució controlado en todo momento, destacando una vez más la parte interpretativa con la estupenda música de Romeo y Julieta, más lenta y emotiva que la de la mayoría de conjuntos.

Con esta gran actuación, España obtuvo 31,650 puntos (15,600 en Dificultad, 8,500 en Artístico y 7,550 en Ejecución).

Italia (36,050) volvió a demostrar su superioridad frente al resto con su segundo oro y Azerbaiyán (31,000) se colgó el bronce.

Después de este gran éxito, las españolas tuvieron muy mala suerte en el ejercicio de 3 cintas y 2 pelotas, con el que no pudieron rematar en condiciones la competición. Una caída de pelota llegó nada más comenzar el montaje y justo después, un problema grave con una de las cintas, que finalmente fue cambiada por un aparato de repuesto ante la imposibilidad de deshacer un nudo.

Las españolas recuperaron el pulso en los siguientes pasajes, pero no pudieron evitar una caída fuera del tapiz, viendo como sus opciones de podio se esfumaban definitivamente.

La nota, con la que terminaron en la quinta posición, fue 23,650 (11,600 en Dificultad, 7,350 en Artístico, 5,000 en Ejecución y 0,300 de deducción por la salida del aparato).

En una final con muchísimos fallos, en la que ningún conjunto clavó su propuesta, Italia (29,600) se colgó su tercer oro y Bulgaria (28,700) por fin obtuvo una medalla, concretamente la de plata.

Azerbaiyán (27,550) completó el podio con un bronce, Israel (26,700) fue cuarta y por detrás de España se colocaron Hungría, Estonia y Australia.

Teresa Gorospe consigue un bronce en cinta

La gimnasta española Teresa Gorospe consiguió su primera medalla en una Copa del Mundo con un bronce en la final de cinta, en la que la turolense Alba Bautista terminó octava.

Ante la ausencia por una lesión de tobillo de Boryana Kaleyn, campeona de la clasificación general, las alemanas Margarita Kolosov y Darja Varfolomeev y la búlgara Stiliana Nikolova se repartieron los oros en las finales por aparatos.

Asimismo, Sol Martínez hizo historia al convertirse en la primera argentina en ganar una medalla en una Copa del Mundo, gracias a una buena actuación con el aro que le reportó un bronce.

Etiquetas