Deportes

gimnasia rítmica

Inés Bergua, a las puertas del podio en el Europeo con una quinta posición

Tras un ejercicio de 5 aros fantástico, las españolas pierden todas las opciones con el mixto y este domingo disputarán las finales por aparatos

Inés Bergua (segunda por la izquierda) y sus compañeras, en Tel Aviv.
Inés Bergua (segunda por la izquierda) y sus compañeras, en Tel Aviv.
RFEG

Inés Bergua y la selección española de gimnasia rítmica han soñado este sábado con una medalla en la final del concurso completo del Campeonato de Europa de Tel Aviv (Israel), donde, tras un ejercicio de 5 aros fantástico, han echado por tierra sus opciones en los últimos 5 segundos del montaje de 3 cintas y 2 pelotas.

No obstante, con una quinta plaza, la gimnasta oscense ha mejorado tres posiciones respecto al año pasado en su segundo torneo continental sénior, en el que ha vuelto a confirmar que es una pieza clave del conjunto formado junto a Ana Arnau, Valeria Márquez, Mireia Martínez, Patricia Pérez y Salma Solaun.

Las españolas han ejecutado en primer lugar los 5 aros, una auténtica delicia que cada vez se ve más sutil, artístico, delicado, emocionante y elegante.

No ha habido prácticamente lugar para la duda en este ejercicio, en el que la única imprecisión evidente ha sido la falta de sincronía en los giros fouettes, un fallo que sorprendentemente ha resultado muy común por parte de casi todos los equipos.

Con una de las mallas más bonitas del campeonato, las españolas se han sentado en el “kiss&cry” para recibir 34,500 puntos, su récord de la temporada y el cuarto montaje mejor valorado de la tarde.

Desglosada, la puntuación ha dado la sorpresa al tratarse de la segunda más alta de todas en el apartado de Dificultad (18,300). El Artístico fue de 8,000 y la Ejecución, de 8,200.

Después de este éxito, las españolas han salido con las 3 cintas y las 2 pelotas, que como ha podido verse durante toda la temporada es su talón de Aquiles.

La cosa no ha empezado bien, puesto que enseguida ha llegado un error tras un lanzamiento de las cintas, que las gimnastas han arreglado rápidamente.

El montaje ha continuado correcto, con el carácter del tango presente en cada momento y con una buena ejecución, pero los nervios han aparecido en los últimos 5 segundos, cuando una de las pelotas ha salido fuera del tapiz. Afortunadamente, las gimnastas han conseguido coger el aparato de repuesto para terminar correctamente.

Como es lógico, la nota ha sufrido un bajón tremendo respecto al primer ejercicio con 28,850: 14,7 en Dificultad, 6,450 en Artístico, 8,000 en Ejecución y 0,300 de penalización por la salida.

En total, las españolas han obtenido 63.350 en la clasificación general, un nuevo récord de temporada, lo que ha confirmado su progresión pese a los fallos.

Después de años de injusticias, parecía que Italia (69,650) por fin se iba a proclamar campeona de Europa absoluta, pero Israel (69,950) ha obtenido el oro injustamente en el último momento.

El país, que ni siquiera es europeo como puede comprobar cualquiera que tenga un mapa, ha sustituido a Rusia -sancionada por la guerra de Ucrania- como la reina de la corrupción, ganando también en categoría individual. Una auténtica vergüenza.

El bronce ha sido para Azerbaiyán (65,400), otro territorio asiático, demostrando una vez más que los intereses geopolíticos se imponen al sentido común.

La competición continuará este domingo (12:00 y 12:55 horas en TDP) para la gimnasta oscense, que también fue sexta por equipos junto a las individuales. 

Las posibilidades de medalla son altas en las finales por aparatos, pero con este deporte -o circo, como lo quieran llamar-, uno nunca sabe lo que puede pasar.

Etiquetas