Deportes

gimnasia rítmica

Inés Bergua logra la plata en el Europeo y hace historia para la rítmica española

La gimnasta oscense se corona con un segundo puesto en el ejercicio mixto, el primer gran éxito de los muchos que están por venir

La España de Inés Bergua ha conseguido la plata en el Europeo de Tel Aviv.
La España de Inés Bergua ha conseguido la plata en el Europeo de Tel Aviv.
RFEG

Inés Bergua ha hecho historia este domingo en el Campeonato de Europa de Tel Aviv (Israel) al ganar la medalla de plata en el ejercicio mixto, un éxito que la selección española de gimnasia rítmica no conseguía desde 2016 y que ha supuesto el primer gran triunfo de los muchos que están por venir.

Con 18 años recién cumplidos, la joven ha impresionado junto a Ana Arnau, Valeria Márquez, Mireia Martínez, Patricia Pérez y Salma Solaun con una competición maravillosa, que ha sido justamente recompensada con la segunda posición en 3 cintas y 2 pelotas y un quinto puesto en 5 aros.

Después de que les apartara de las medallas el sábado y de los problemas que les ha ocasionada esta temporada, finalmente el mixto les ha dado la gloria a las gimnastas españolas, que por fin nos han regalado un ejercicio brillante y a la altura de su calidad.

El primer montaje de la jornada ha sido el de 5 aros, que como el sábado ha resultado absolutamente precioso. La historia de Romeo y Julieta se ha vivido con intensidad y ha cautivado en todos sus pasajes.

No obstante, las españolas han sufrido una caída en un intercambio que ha sido rápidamente resuelta, pero que les ha alejado del bronce, medalla que podrían haber conseguido si lo hubieran clavado.

33,250 ha sido la nota otorgada a la selección nacional, que ha obtenido 17,400 en Dificultad, 8,200 en Artístico y 7,600 en Ejecución.

Italia (36,650) ha logrado el oro por fin, por delante de Israel (36,450) y Azerbaiyán (34,750). Los tres conjuntos han realizado ejercicios excepcionales, que este domingo sí han sido puntuados con objetividad.

Respecto al mixto, las españolas han salido con una fuerza tremenda, que se ha podido comprobar sobre todo en los pasos rítmicos.

Inés Bergua (segunda por la izquierda), saludando con sus compañeras tras el ejercicio mixto.
Inés Bergua (segunda por la izquierda), saludando con sus compañeras tras el ejercicio mixto.
RFEG

Como el día anterior, la recogida tras el lanzamiento de las 3 cintas ha supuesto un pequeño problema para las gimnastas, que esta vez han corregido la imprecisión todavía más rápido.

Por lo demás, el montaje se ha vivido con intensidad y se ha confirmado como uno de los más artísticos y expresivos de la competición.

Y con las notas ha llegado otro récord de temporada: 31,950 (16,300 en Dificultad, 8,250 en Artístico y 7,400 en Ejecución).

Inés Bergua y sus compañeras habían salido en primer lugar, por lo que la afición ha estado sufriendo hasta el último momento, cuando se ha confirmado la medalla de plata.

Solamente Italia (34,250) ha sido mejor que nuestra selección, que ha superado a las medallistas de bronce, Azerbaiyán (31,900), por tan solo 0,050.

La alegría ha sido inmensa tanto para las gimnastas, que se han emocionado muchísimo en el podio, como para los padres y madres allí presentes, que han celebrado este éxito por todo lo alto.

El sacrificio que han realizado las deportistas para llegar hasta aquí ha sido enorme y seguro que desde ahora se ve más recompensando, porque, en la mente de las jueces, España ya es un país de pódium.

Dentro de tres meses, ojalá se confirmen estas sensaciones en el Campeonato del Mundo de Sofía (Bulgaria), donde Inés Bergua podría escribir un nuevo capítulo inolvidable en la historia de la gimnasia rítmica española.

Etiquetas