Baloncesto

LEB ORO

Mackenzie: “Cada partido de los ocho que quedan es muy importante”

El escolta señala que Levitec debe dar “el mejor nivel” para salvarse

baloncesto Levitec-Lleida foto pablo segura 12 - 3 - 21[[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]]
baloncesto Levitec-Lleida foto pablo segura 12 - 3 - 21[[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]]
Pablo Segura

“Todos los equipos van a jugar muy fuerte, para ganar desesperadamente, y cada partido va a ser muy importante de los ocho que vamos a jugar”, decía este martes el escolta del Levitec Huesca, Kimbal Mackenzie, sobre la segunda fase de la LEB Oro, en la que el equipo va a luchar por la permanencia en la categoría.

El jugador canadiense reconoce que en estos momentos hay presión por los resultados y señala que “cada partido es importante. Hay que dar el mejor nivel y afrontar los partidos de uno en uno e ir a por ellos”.

Considera que la victoria contra el Lérida resultó muy importante. “Siempre es mejor ganar que perder. Y pasamos con una buena posición”.

Y añade que necesitaban la victoria “sobre todo de cara a la segunda fase que empieza esta semana. Fue muy importante conseguirla”.

Mackenzie cree que la llegada de Óscar Lata ha sido positiva para el equipo. “Ha habido nuevos consejos y se está haciendo un buen trabajo. Hay más detalles en el juego, la comunicación es mejor y la ejecución es mejor. Son pequeñas cosas, pero las pequeñas cosas son las que te hacen mejorar y estar preparado para competir”, señalaba sobre la evolución del equipo en los últimos tiempos.

Y comenta que la importancia de las actuaciones personales es un asunto menor y eso es lo que sintió en el duelo contra Lleida. “Al final, te hace feliz ayudar al equipo. Conseguimos ganar y si el equipo gana, tú ganas y si pierde, pierdes.  Se trata de aportar en lo que uno pueda”.

Y tiene claro que “no importa meter dos o quince puntos, se trata de contribuir y ayudar al equipo en lo que puedas hacer y se trata de hacer un esfuerzo colectivo”. Es algo que tiene muy interiorizado el equipo.

El jugador canadiense señala que el paso de la temporada les está también ayudando porque “la experiencia es el mejor maestro. Cuantos más partidos jugamos y más entrenamos, mejoramos y nos lo tomamos muy en serio”.

Y respecto a su contribución atrás, señala que se siente “bien en defensa”, una faceta que considera “una parte importante de mi trabajo”.

Ya enfocado en el encuentro de Melilla, comenta que “es un partido más que tenemos que ganar, como cada partido de los que viene. Es muy importante y vamos con mucho ánimo después de haber ganado”.

Recuerda que el año pasado jugó contra los melillenses un par de veces y lo considera “un equipo duro y bueno. Tenemos que hacer un buen partido y es una buena oportunidad para nosotros”.

Cree que las claves para ganar el encuentro son “defender bien a sus tiradores, controlar su anotación y no dejarles que estén cómodos y jugar nuestro juego, cuidar los detalles, estar duros y ejecutar bien los planes”.

Kimbal Mackenzie, que llegó en noviembre para sustituir a Olin Carter, lleva trece encuentros con la camiseta del Peñas en los que ha promediado 23 minutos y anotado una media de 9,4 puntos. En los últimos encuentros ha dado un paso adelante en esa faceta anotadora.

Michael Moore ya entrena con el equipo

El ala-pívot Michael Moore ya está entrenando con el grupo, aunque empezó con ciertas precauciones. Pero ya está a punto y podrá actuar en Melilla si estos días marchan bien. Será una baza más y debe ser una pieza importante para el equipo en esta segunda fase. Con esa intención se le incorporó, aunque necesitará algo de adaptación en un momento que el tiempo no sobra, pues apenas queda mes y medio de competición. Ahora está pendiente del regreso a la pista el escolta Luis Parejo.

El equipo viaja a Melilla este jueves por la mañana

El Levitec viaja a Melilla este jueves por la mañana. Lo hará por medio de AVE hasta Málaga y desde allí tomará un vuelo a Melilla, donde pernoctará el jueves. Este viernes tendrá sesión de tiro en el pabellón, jugará y volverá a hacer noche en Melilla para regresar a Huesca el sábado.

Se trata de uno de los viajes más complicados y gravosos para las arcas del club durante la temporada, pues exige tren, vuelo y dos noches de hotel para toda la expedición que mueve el equipo. 

Etiquetas