Fútbol

FÚTBOL - FIN DE TEMPORADA ARBITRAL

Los árbitros oscenses despiden la temporada con una "estupenda" salud

El colectivo altoaragonés entregó diplomas a los cursillistas y premios a periodistas

Los árbitros oscenses despiden la temporada con una "estupenda" salud
Los árbitros oscenses despiden la temporada con una "estupenda" salud

HUESCA.- Los árbitros de fútbol altoaragoneses celebraron su tradicional cena de fin de temporada, en el transcurso de la cual se entregaron los diplomas a los cursillistas que se incorporan al Comité una vez superadas las pruebas y también se ofreció un reconocimiento a los medios de comunicación.

La delegación oscense del Comité Territorial Aragonés cuenta con una nómina de 120 colegiados y colegiadas y ocho informadores. En conjunto, son más de 400 los árbitros adscritos al Comité, cifra que el presidente, Paco Ramo, admitió había disminuido ligeramente.

El máximo mandatario del Comité calificó de "estupenda" la salud del arbitraje aragonés. "Ahora solo falta corroborarlo con ascensos, pero ya llegarán. Estamos preparando a la gente, todos tienen ilusión, hace falta un poquito de ambición y tal como tenemos las relaciones con Madrid y con la calidad que se supone que tenemos, los frutos deben llegar", destacó.

También se ha dado un paso al frente con la normalización de las relaciones entre Madrid y Aragón una vez quemada la etapa de Villar como presidente de la RFEF. "El cambio ha sido brutal en la relación entre la Federación Española, la Aragonesa y el Comité de Árbitros".

El monegrino Santiago Jaime Latre es el único árbitro aragonés en Primera. "Tenemos que ser consecuentes ya que todo depende de nosotros. Debemos apostar por nuestros árbitros, ellos que apuesten por la ambición de tirar para adelante y aquí lo que debemos pensar es que no hay manos negras ni ascensos a dedo".

En cuanto al desarrollo de la temporada, los problemas "habituales" para los trencillas con los consabidos conatos de agresión y algún padre del fútbol base excitado. También, el recuerdo del revuelo que se formó con la denuncia machista que hizo el propio Ramo para defender a una árbitra de la delegación oscense. "La lectura es que tenemos que ser consecuentes, levantar el pie y llegar a un término medio. Se denunció para que sirviera de ejemplo y no se volviera a repetir. Hay que seguir trabajando por el respeto. Fue un caso aislado".

En la sala, con casi un centenar de comensales, estaba la junta directiva del Comité. Junto al presidente se encontraban el vicepresidente, Paco Ruiz, y el resto de miembros, Miguel Alonso de Torres, Jaime Castillo y José Antonio Sánchez Gómez. Junto a ellos, el delegado de la FAF en Huesca, José Luis Torres, y el de los Entrenadores, Santos Rodríguez. También estuvieron los "primeros espadas" del arbitraje con el trío de Primera formado por Santiago Jaime Latre (que ha dirigido 19 partidos de Liga y ha tenido 20 actuaciones en el VAR en Liga y 5 en Copa, siendo uno de los mejor considerados), Fernando Tresaco y Jorge Bueno Mateo, así como el montisonense Antonio Monter, de Segunda B. Todos ellos conocerán a primeros de julio los resultados de sus actuaciones de la temporada, aunque la percepción es positiva en todos los casos.

Fueron 21 los cursillistas que aprobaron y acudieron a recoger el Diploma acreditativo Héctor Alastruey, Rubén Álvarez, Mahamud Aomar, Sergio García, Iván González, Raúl Pardo, Pablo Piedrafita, César Rodríguez, Diego Sorolla, Pablo Toquero y Abdoulaye Tounkara.

Los árbitros reconocieron la labor de varios periodistas: Javier Salas (Radio Huesca y Huesca TV), Carlos Rodríguez (Cadena 100 Monzón), Cristian Serrano (Aragón Radio y Marca), Pepe Borque (Radio Marca), Miguel Ángel Blasco (Diario del Altoaragón) e Isaac Fouto (Cadena Cope y Gol TV).

Este último, invitado especial en la velada, fue quien dirigió unas palabras a los asistentes para recordarles, especialmente a los más jóvenes, que eran "el futuro del arbitraje", destacó "la gran suerte de tener un referente como Santiago Jaime en Primera División" y aseguró que "en mí vais a tener siempre a un gran defensor del colectivo arbitral" ya que "el error se puede cometer pero nunca es premeditado".

En el brindis posterior. al final de la cena, el propio Fouto se ganó la ovación de la noche cuando dijo "lo más honrado del fútbol es el balón y los árbitros".

Ya en pasillos confesó que había vivido una noche "increíble" en Huesca y se quedó con la juventud que había visto, "que ya tan jóvenes quieran ser árbitros con la caña que reciben, es algo que valoro mucho porque creo que es una decisión de riesgo. Los medios tendríamos que ser críticos si se equivocan pero más empáticos a nivel humano y personal".

Etiquetas