SD Huesca

sd huesca

El Barça lo hace imposible ante un Huesca que pudo revivir

El equipo de Koeman se alía con sus estrellas en un partido en el que los de Pacheta tuvieron la ocasión de reengancharse  (4-1)

Rafa mir ante el barcelona
Rafa Mir marcó de penalti y tuvo la ocasión de meter al Huesca en el partido.
LOF

FC Barcelona: Ter Stegen, Dest (Moriba, 68), Lenglet, Mingueza, Jordi Alba, Busquets, De Jong (Araujo, 62), Pedri (Riqui Puig, 84), Dembélé (Braithwait, 84), Griezmann (Trincao, 68) y Messi.

SD Huesca: Álvaro Fernández, Pulido, Siovas, Insua (Vavro, 78), Maffeo (Ontiveros, 78), Doumbia (Seoane, 59), Mikel Rico, Javi Galán, Ferreiro (Pedro López, 78), Dani Escriche (Sergio Gómez, 59) y Rafa Mir.

ÁRBITRO: Cordero Vega (Cántabro). Amonestó a Dani Escriche e Insua por el Huesca.

GOLES: 1-0 Minuto 13: Messi. 2-0 Minuto 34: Griezmann. 2-1 Minuto 45: Rafa Mir, de penalti. 3-1 Minuto 53: Mimgueza. 4-1 Minuto 89: Messi.

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el Nou Camp a puerta cerrada. Leo Messi batió el récord de Xavi Hernández como el jugador que más partidos ha disputado con el Barcelona en toda la historia al llegar a los 767. El propio Messi recibió antes del encuentro el trofeo al mejor jugador de LaLiga del mes de febrero.

HUESCA.- Al final sí que ha sido imposible y el Barcelona se ha impuesto al Huesca con autoridad y solvencia. Las genialidades de Messi, con dos goles en su día récord, de Griezmann y el cabezazo solitario de Mingueza han sido una losa para un equipo azulgrana que ha vuelto a la vida antes del descanso y que ha firmado su sentencia cuando Mir ha errado una clamorosa ocasión para reengancharse.

Dos zurdazos de Messi y Griezmann a la escuadra derecha de Álvaro habían convertido el partido en un paseo militar para el Barça, en un encuentro cómodo en el que el Huesca se encaminaba a aguantar el chaparrón como buenamente podía. Apenas había aparecido el equipo oscense en ataque en la primera parte, salvo una entrada de Rafa Mir por la derecha y una buena jugada de Maffeo buscando el centro para apurar un despeje de Ter Stegen con la mano. Pero cuando el árbitro ya estaba con el silbato a punto de pitar el descanso, empezó a cambiar el rumbo del partido. O al menos le dio una vida al Huesca. Los azulgranas dibujaron una contra de manual con Ferreiro entrando por la derecha para centrar a Mir. El ariete no alcanzó el balón pero recibió un manotazo en la pierna de Ter Stegen. En lugar del descanso, lo que pitó el árbitro fue penalti. Y Rafa Mir ajustó el tiro a la base del poste para acortar distancias y apretar el marcador.

Hasta entonces el choque había sido un monólogo del Barcelona. Un dominio brutal del balón ante un Huesca sujetado con cinco defensas, tratando de cerrar espacios y líneas de pase. Y más o menos lo consiguió. Pero el Barça tiene genios y genialidades. Messi rompió las telarañas de la escuadra de Álvaro a los 13 minutos. Tras dejar atrás a Pulido al borde del área soltó un enroscado zurdazo que rozó el travesaño e hizo imposible la estirada de Álvaro.

No se descompuso el Huesca, que tuvo su opción por medio de Maffeo, tras un taconazo que había reecibido de Mir, pero se estrelló en la oportuna mano de Ter Stegen. Esto era en el minuto 32 y dos más tarde fue Griezmann el que se sacó de la chistera otro misil con la pierna izquierda, tal vez demasiado suelto el francés, para repetir el camino del gol de Messi. Y por el mismo ángulo Álvaro vio cómo el balón se colaba en su portería sin nada que hacer. Antes también Jordi Alba había intentado sorprender con un tiro al larguero y luego fue De Jong, en su primera llegada al área, el que también tiró al travesaño.

Pero al final el Huesca, de penalti, sacó petróleo de su contragolpe para echar por tierra todo ese acoso del Barcelona y Rafa Mir no perdonó desde los once metros para dejar el partido abierto, vivo y emocionante para el segundo tiempo.

Pero esa luz que aparecía al final del camino se empezó a apagar el tiempo que tardó el Barcelona en hurgar en la herida que tiene el Huesca esta temporada. Era el primer saque de esquina que se cobraban los azulgranas, en corto sobre Messi para que pusiera un buen centro que Mingueza remato de cabeza, picando el balón, casi desde el punto de penalti pero más solo que la una. Ante ese mal endémico, el 3-1.

Pese a que la distancia parecía inalcanzable, el Huesca tuvo la ocasión del partido para revivir solo cuatro minutos más tarde, en el 56. Un gran centro pasado de Maffeo desde la derecha lo prolongó de cabeza Escriche y Mir, en boca de gol y sin oposición, dio con el hombro e hizo lo inverosímil para que el esférico se le marchara por encima del larguero cuando solo tenía que acariciarlo de cualquier manera.

Seoane y Sergio Gómez fueron los primeros cambios y al carrusel se sumaron Pedro López, Ontiveros y Vavro, que entró por Insua y de este modo debutaba con el Huesca. Los minutos se fueron consumiendo con un Huesca que hizo varias tentativas fallidas ante un Barça cómodo por el marcador favorable y que remató la goleada con otro chispazo de Messi, ayudado por el toque de Pulido que aún ajustó más el balón para que no llegara Álvaro. Demasiado para el joven arquero, que en este partido apenas ha tenido que hacer intervenciones. El Huesca, eso sí, no le ha perdido la cara al partido. La liga vuelve el sábado ante Osasuna.

Etiquetas