SD Huesca

sd huesca

El Huesca B vive su cuarto ascenso consecutivo desde su refundación en 2017

Histórica jornada para el filial azulgrana con su victoria sobre el Cuarte para acceder a la nueva 2ª División RFEF

SD Huesca B: Adriá Rojas, Val, Mora, Hugo Anglada (Manu Galán, 74), Morales, Pablo Tomeo, Arjona, Sergio Carrasco (Oriol, 65), Biel, Gustavo Abizanda (Barba, 87) y Carlos Kevin.

Cuarte: Buetas, Muzquiz (Guillén, 87), Solbes, Valdés (Andreu, 116), Leciñena (Roldán, 73), Iñigo, Ginovés, Roberto, De Sus, Moreno (Eloy, 77) y Molina (Ibáñez, 116).

ÁRBITRO: Alfredo Ramo. Mostró tarjetas amarillas a Arjona, Abizanda, Arnedillo y Morales por el Huesca B y a Eloy por el Cuarte.

GOLES: 1-0 Minuto 29: Carlos Kevin. 1-1 Minuto 37: De Sus. 2-1 Minuto 102: Carlos Kevin.

INCIDENCIAS: Mañana espléndida y gran ambiente en el campo de San Jorge

El Huesca B encadenaba su cuarto ascenso desde que en el año 2017 se refundara. Un proyecto que nació desde abajo, en la Segunda Regional, para ir subiendo como la espuma temporada tras temporada y ser ese filial robusto en la antesala del fútbol profesional que logra con el salto que dado este domingo. Es lo que tiene que ser, una categoría más competitiva para aminorar las distancias con el primer equipo. Un filial hecho y derecho, un vivero al que de verdad pueda recurrir al Huesca en los momentos de urgencia o necesidad.

El filial de Dani Aso se hizo acreedor a la victoria y al ascenso. No falló en la final, fue superior a su rival y tuvo más ambición. Se alejó de la especulación y solo pensó en el valor qe podía tener el empate cuando vio que se aproximaba la prórroga y no era menester cometer locuras.

El Cuarte se manejó desde atrás, sin exponer ni arriesgar más de lo necesario. Dejando hacer al Huesca pero quedando muy a merced de los oscenses, que iban con una marcha más en la circulación del balón y en el empuje del centro del campo por obra y gracia de Pablo Tomeo -sensacional su temporada-, acompañado por la calidad de Carrasco y Arjona.

La defensa estuvo muy firme, liderada por el oficio de Morales, acompañado en el eje por el juvenil Hugo Anglada, espléndido, cerrando las bandas con Val y Mora a derecha e izquierda. Entre ellos y los centrocampistar buscaron las cosquillas por las bandas con Biel y Abizanda, currantes e incisivos.

Y en punta, el ‘gladiator’ Carlos Kevin fue el héroe de la final. Sus dos goles y su trabajo infatigable con la defensa del Cuarte le convirtieron en una pesadilla. Ha crecido tres palmos este año y está llamando a cotas más elevadas.

La buena disposición del Huesca, sin ocasiones claras pero con varias llegadas al área rival y centros peligrosos, un par de Gustavo y otro de Val, no se concretaron por falta de puntilla. Hasta que al filo de la media hora se rompió el marcador. Arjona, todo un especialista, sacó de esquina -a la derecha del ataque oscense- y Carlos Kevin superó por alto a la defensa para cabecear a la red el 1-0.

Pero el Huesca B no pudo saborear mucho tiempo la ventaja. El Cuarte, que apenas había dado muestras de peligro, no tardó en igualar el marcador. Un gran centro de Valdés desde la derecha lo remató De Sus al cnectar un perfecto cabezazo. Y el mismo Valdés, de lo mejor de su equipo, le puso un nudo en la garganta al Huesca con un remate en el área que desbarató Rojas con una buena parada. La réplica, antes del descanso, la puso Carlos Kevin, con otro testarazo tras un córner botado por Arjona y una gran mano salvadora del meta Buetas.

El segundo tiempo fue algo más plano, con un par de momentos del Huesca en los que llegó a poner cerco al Cuarte. El filial seguía en su papel dominante, casi siempre jugando en campo del Cuarte, con varias entradas por banda y balones al área pero sin cobrarse muchas posibilidades. Tampoco el Cuarte salió de su madriguera en exceso, más allá de algún córner o un centro envenenado de Moreno que salió desviado.

Así que el partido entró en su tercera dimensión. La prórroga. Era el momento de no perder la cabeza ni el sitio en el campo. Al Huesca le valía el empate y el Cuarte estaba obligado a dar un paso al frente y asumir riesgos.

Pero el equipo de Dani Aso no se arrugó y buscó con aplomo la tranquilidad de un gol que le diese el triunfo y el ascenso. Dicho y hecho, poco antes de terminar el primer tiempo del extra, Oriol puso un buen centro desde la derecha y Carlos Kevin voló másq ue nadie en el segundo palo para conectar el 2-1.

Se hizo fuerte en defensa el Huesca B ante la ofensiva final del Cuarte, al que no hizo concesión alguna e incluso le perdonó el tercero en un mano a mano de Arjona con el portero. Todo lo demás se suma a la historia feliz de este Huesca B deslumbrante.l

Alegría indescriptible en el equipo oscense al finalizar el partido
M.A.B.
Etiquetas