SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca, obligado a retocar el centro de la defensa

La expulsión de Pulido lleva a cambiar piezas en la zaga azulgrana

Momento en el que el colegiado Prieto Iglesias muestra la roja a Pulido.
Momento en el que el colegiado Prieto Iglesias muestra la roja a Pulido.
Rafa Gobantes

La derrota el lunes ante el Oviedo, además del tropiezo que supone por no sumar, y más jugando en casa, dejó otra consecuencia importante para el próximo partido.

La expulsión por doble amarilla en el tiempo añadido del capitán azulgrana, Jorge Pulido, obliga al técnico, Nacho Ambriz, a realizar cambios en el eje de la defensa de cara al próximo partido, el lunes 13 de septiembre en Lugo.

El defensa manchego, una pieza básica en el esquema del Huesca esta temporada, y capitán además, protestó más de la cuenta una acción en la que se le señaló falta sobre un jugador del Oviedo en el área rival.

El colegiado, Prieto Iglesias, que de todas formas hay que decir que protagonizó un arbitraje pleno de errores para las dos partes, le mostró una amarilla, pero Pulido, fruto de los nervios de que el partido se terminaba y no había manera de levantar la derrota, aplaudió al colegiado y siguió con la protesta, lo que llevó al colegiado a mostrar la segunda tarjeta y por tanto la expulsión por roja.

Una desafortunada expulsión, fruto de la tensión e impotencia del momento, que deja a la defensa azulgrana en una situación algo delicada para la próxima jornada. El último de los jugadores en llegar al club, el defensa central Ignasi Miquel, debutará con total seguridad en tierras gallegas ante la ausencia del capitán. Ante el Oviedo también entraba en las quinielas de saltar al campo, pero finalmente se quedó en el banquillo. Ahora, como único central nato sano, ya que Insua todavía está en proceso de recuperación, está llamado a ocupar una de las dos plazas de central.

Y la otra debería ser para el centrocampista Cristian Salvador, que ha jugado los cuatro primeros partidos en esa posición. Sin embargo, alguno de los errores cometidos por el zamorano en estas primeras jornadas hacen pensar en que quizá el técnico podría optar por otra solución atrás. Además, no hay que olvidar que no es su posición natural.

No hay desde luego muchas más opciones, sin centrales naturales, pero una de ellas, la más plausible, sería la de colocar al francés Florian Miguel en el eje de la zaga. El lateral galo es un jugador polivalente que también puede ejercer como central, como sería el caso.

En esta situación, Mateu volvería al lateral izquierdo, donde jugó los tres primeros partidos, y en el extremo entraría otro jugador como podría ser Joaquín o Lombardo.

En todo caso, la baja del capitán por sanción obligará a introducir cambios en el once inicial azulgrana que se vea las caras con el Lugo en el Anxo Carro.

Etiquetas