SD Huesca

Xisco: “A por el partido desde el primer momento”

El técnico quiere ver un Huesca valiente y agresivo, que entre bien y enganche y pide el empuje de la afición

Xisco Muñoz
Xisco Muñoz
Pablo Seguro

Xisco Muñoz destacó la importancia del encuentro ante el Amorebieta, que el Huesca afronta “con mucha fuerza” y con el deseo de “entrar bien” y “enganchar a los nuestros” para que la gente detecte “que vamos de verdad”. Sus palabras estaban cargadas de energía e ilusión. “Vamos a campo contrario, ser agresivos e intentar ser protagonistas del juego. Es un momento bonito para dar un paso hacia adelante, para ser valientes y para empezar a cometer errores y avanzar en el proceso y hacernos maduros para ir cogiendo lo que buscamos”.

El mensaje que ha trasladado a los jugadores estos días es que disfruten. “Estamos en una ciudad perfecta, en un club perfecto, tenemos la capacidad de juego perfecta, tenemos buenos jugadores, tenemos humildad y la debemos transmitir al trabajo, tenemos el apoyo de nuestra gente que es importantísimo. Con ello, tenemos un reto todos y tiene que formar parte de algo que en el fútbol moderno tenemos que entender, que es la superación. Y estar unidos. Creo en la unión y forma parte de un club como el nuestro intentar mejorar porque por algún motivo estamos donde estamos y debemos estar lejos de nuestra zona de confort para ofrecer cosas diferentes a lo que estamos ofreciendo hasta ahora”.

Xisco Muñoz incidió en que ante el Amorebieta se vea desde el inicio un equipo ambicioso. “Vamos a intentar ir a por el partido desde el primer momento, ser guerreros, agresivos, ir a campo contrario, generar situaciones atractivas para el espectador y para intentar conseguir la victoria. Ir hacia adelante y ofrecer juego. Sabemos lo que nos vamos a encontrar. Los datos del rival nos dicen que va a ser un partido muy intenso, es el equipo con más tarjetas amarillas de la competición, tenemos que meternos todos en la cabeza de que va a ser un partido de disputas, duelos, intensidades, vigilancias defensivas porque es el tercer equipo que lanza más balón largo”. Un Amorebieta, añadía el técnico, “guerrero, que nos va a disputar, a luchar, a pelear y que va a jugar hacia adelante. Tenemos que pararle las transiciones, es el equipo con más centros pone al área, atentos a los centros laterales y también al balón parado”.

Y en ese arranque del encuentro, que supone también el de Xisco al frente del equipo, ha pedido el apoyo sin fisuras de la afición, “que nuestra gente empiece a empujarnos, que el que venga vea que esto va a ser jodido y que sacar puntos de aquí va a ser difícil. Ahora el grupo necesita a la gente y mañana tenemos que empujar a los chicos todos. Con fuerza, con lo que tiene esta ciudad, con garra. Vamos a por ello. Y a partir de ahí los chicos deben responder a lo que nos pide la gente, a las responsabilidades. Da igual el rival, no tenemos que pensar en él sino en nuestro equipo y en cómo le vamos a ayudar. Y si yo, que soy el máximo responsable, digo que necesitamos a la afición que esté detrás de nosotros y que nos empuje, es porque lo creo así”.

Xisco Muñoz no es partidario de hacer borrón y cuenta nueva porque “no hay que tocar las cosas que están bien hechas” y sí, “desde mi humildad, intentar darle nuestra personalidad y la forma de afrontarlo y vivirlo”. Tal como dijo en su presentación, “el fútbol es pasión, he tenido la oportunidad de disfrutarlo desde las tres partes, como aficionado cuando iba al fútbol con mi padre, como jugador dentro del campo y ahora como entrenador. Por eso es importante la forma de vivirlo, sentirlo y afrontarlo. No tocar lo que está bien e intentar orientar hacia caminos que nos pueden llevar a la victoria y seguir creciendo en la forma de madurar los partidos, de interpretarlo y de sentir la forma del equipo que somos. Y coger responsabilidades y avanzar hacia el objetivo más cercano, que es ganar al Amorebieta”.

Destacó la actitud, las ganas de trabajar y de aprender que hay en la plantilla. En cuanto a juego y sistemas, entiende que es fundamental “encontrar el equilibrio”. Y para atacar, “está claro que hay que hacerlo con amplitud y profundidad. Y ver también qué capacidades físicas tenemos ahora mismo para dar eso y buscar ese equilibrio”.

Con tres encuentros en una semana, Xisco hablaba de “ir partido a partido” y centrarse en el Amorebieta porque “estos ahora son los tres puntos más importantes y luego veremos el próximo”. Considera que tiene un plantel preparado para rotar. “Este va a ser mi primer once, seguramente me equivoque porque no conozco al cien por cien a la plantilla. Es el mensaje que he dicho a los chicos, y es el momento de que todos están en una oportunidad maravillosa de intentar estar en el once. En un grupo de 20 o 22 que podemos ser tiene que ser un privilegio estar en el once titular y el que sale tiene que demostrar que quiere estar allí y que no hay manera de sacarlo”.

“No hay ningún jugador que sea más que los demás”, dijo Xisco Muñoz ante la igualdad con la que parten todos. “Queremos valores, esfuerzo, respeto, sacrificio. Todos tenemos las mismas capacidades de jugar. Y a partir de ahí debemos intentar generar que todos estén lo mejor posible para competir. A lo mejor me equivoco en el primer once pero esta competición es muy larga y hay muchos partidos y necesitamos a todo el mundo. Empujo a todos para que den pasos hacia adelante en el sentido de que querer estar aquí, ser importante en este grupo, empezar a ser uno de los once. Esa es la actitud que necesitamos. Así la toma de decisión será mucho más fina porque todos estarán preparados para jugar”.

Xisco viene de la Premier, donde solo se permiten tres cambios en cada partido, y agradece que en la liga española se puedan hacer cinco. “Te da la vida”, afirmó, “porque tienes muchas más capacidades de reacción”.

Etiquetas