SD Huesca

segunda división

El Huesca se atasca ante un Oviedo con diez jugadores (1-1)

Los azulgranas jugaron con un hombre más durante media hora. Jorge Pulido empató el tanto inicial de Kobe con un soberbio remate acrobático 

Jorge Pulido remata de manera acrobática el balón en la acción del empate azulgrana.
Jorge Pulido remata de manera acrobática el balón en la acción del empate azulgrana.
Pablo Segura

Sumar de tres continúa siendo una complicada tarea en la segunda vuelta del campeonato liguero. Ante el Oviedo, los de Ziganda sumaron su cuarto empate consecutivo, aunque jugaron durante más de media hora con un hombre más tras la expulsión de Luismi. Kobe, de penalti, adelantó a los asturianos, pero Jorge Pulido logró poner las tablas en el marcador cinco minutos después con un genial remate acrobático.

Ziganda ha apostado por su once de gala, con Ratiu, Blasco, Pulido y Florian Miguel en defensa, Kento y Salvador en el centro del campo, Gerard Valentín y Joaquín Muñoz en las bandas, y Juan Carlos Real y Carrillo en la punta de ataque.

Llegaba el Huesca necesitado de una victoria después de tres empates consecutivos, pero el Oviedo no le ha puesto las cosas fáciles, a pesar de jugar con un hombre menos.

El Oviedo ha salido muy incisivo desde el principio del choque, achuchando a los azulgranas y provocando un saque de esquina a los pocos segundos. Los asturianos han aprovechado los primeros minutos de desconcierto azulgrana para probar a Andrés desde lejos. Obeng, a los seis minutos de juego, se ha sacado un latigazo desde 20 metros al que el meta murciano ha respondido con una sensacional parada. Poco después ha sido Pulido quien, de forma providencial, ha logrado despejar un centro lateral que se dirigía al corazón del área.

El primer intento de los azulgranas ha llegado en las botas de Juan Carlos Real. El gallego ha aprovechado un rechace dentro del área para armar una volea, pero Braat ha conseguido atrapar el esférico junto al poste. Animados por El Alcoraz, los azulgranas han dado un paso adelante en su presión y Joaquín Muñoz ha probado suerte con un disparo desde la frontal que el guardameta visitante ha despejado tímidamente, permitiendo a Carrillo intentar una chilena que se ha marchado muy desviada.

El Huesca se ha lanzado al ataque, aunque descuidando las espaldas y el Oviedo ha aprovechado los espacios para salir a la contra. En una de esas, el equipo carbayón ha encontrado premio en forma de penalti. El Oviedo ha atacado por la banda derecha y Pulido, en su intento de despeje, ha derribado a Viti dentro del área. En ausencia de Borja Bastón, sancionado por ver la quinta amarilla el fin de semana pasado, Kobe Leïn ha sido el encargado de lanzarlo, y con un disparo raso al lado izquierdo de Andrés ha logrado poner por delante a los asturianos.

Sin embargo, la alegría le ha durado poco al equipo de Cervera, ya que cinco minutos después, Pulido ha conseguido empatar. Andrei Ratiu ha colgado un balón desde la derecha al segundo palo y el capitán, con un remate acrobático de tijera, ha mandado el balón al fondo de las mallas, logrando uno de los goles de la temporada. El partido se ha ido al descanso con tablas en el marcador.

Tras la reanudación, el Huesca ha salido a por todas y ha avisado con un balón al palo en los primeros compases del segundo tiempo. Gerard Valentín ha enviado un centro lateral desde el costado derecho y Joaquín Muñoz le ha ganado la espalda a su marca y ha conectado un gran cabezazo que ha impactado contra el poste.

El partido se le ha puesto muy de cara a los azulgranas en el minuto 58 cuando el Oviedo se ha quedado con un hombre menos sobre el césped. Luismi había sido amonestado con tarjeta amarilla por una entrada a Joaquín Muñoz, pero tras revisar la acción en el VAR, el colegiado le ha mostrado la roja directa, dejando en inferioridad numérica a los asturianos durante más de media hora.

El Huesca no ha sabido aprovechar la superioridad durante los primeros minutos e incluso el Oviedo ha logrado acercarse con peligro. En el minuto 71, Andrés ha tenido que desviar por encima del larguero un centro lateral envenenado. Viendo que el Huesca no dominaba con claridad ni generaba, Ziganda ha introducido un triple cambio, dando entrada a Vilarrasa, Sielva y Juan Villar.

A falta de un cuarto de hora para el final, el colegiado ha señalado penalti a favor del Huesca, pero tras revisar la acción en el VAR, ha corregido su decisión inicial y ha amonestado a Gerard Valentín por un claro piscinazo.

Ziganda ha agotado los cambios dando entrada a Soko y Escriche, y los azulgranas han intentado asediar al Oviedo con centros laterales, aunque han sido los carbayones quienes han tenido las últimas ocasiones.

Al final, empate con sabor agridulce, que mantiene a los oscenses una jornada más en tierra de nadie.

Etiquetas