Huesca

CORONAVIRUS

Las consultas médicas telefónicas disparan las dudas en las farmacias del Alto Aragón

Estos “sanitarios a pie de calle” de la provincia de Huesca suplen las posibles carencias de los centros de salud desde su mostrador

Los farmacéuticos resuelven cada día múltiples cuestiones sobre los tratamientos prescritos
Los farmacéuticos resuelven cada día múltiples cuestiones sobre los tratamientos prescritos.
Pablo Segura

Y esto, ¿cómo me lo tengo que tomar?”. Esta es la pregunta estrella que más se repite en los mostradores de las farmacias del Alto Aragón desde que se desató la pandemia. El sistema de consultas telefónicas impuesto en los centros de salud como medida de prevención ante la expansión de la covid-19 provoca que muchos pacientes no tengan del todo claro el tratamiento impuesto por su médico de cabecera.

La receta electrónica permite que se puedan recoger directamente en las boticas los fármacos prescritos por teléfono, pero este cambio en la atención sanitaria ha hecho que se disparen las dudas que, gustosamente, resuelven los farmacéuticos que están a pie de calle.

Ángel Más, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huesca, pone de manifiesto esta situación provocada por la covid. “Al fin y al cabo somos los sanitarios que estamos a pie de calle, no tenemos lista de espera, atendemos al instante y las consultas de todo tipo nos han aumentado muchísimo ya que ahora no es tan fácil acceder a los médicos”, comenta.

Los ciudadanos, explica, “preguntan por los tratamientos en general. Ahora mismo se ha reducido la consulta presencial de los facultativos. A lo mejor al dar las pautas de palabra por teléfono la gente no se acuerda. El paciente ya no se va a casa con el papelito escrito por su doctor, en el que apoyarse para saber cómo deben tomar un tratamiento”, valora.

De esta forma, en las farmacia se suplen las posibles carencias de la telemedicina, cuyos diagnósticos a veces resultan tardíos o erróneos, factores a los que además se suma la espera para conseguir cita. Así, esta dificultad genera que algunos pacientes decidan acudir directamente a la farmacia para pedir consejo por su dolencia.

Curso sobre las vacunas

Los Colegios de Farmacéuticos de Huesca, Zaragoza y Teruel han participado en el curso “Formación en Farmacovigilancia y seguridad de las vacunas frente a Covid-19”, que han realizado más 100 profesionales.

En estas sesiones han conocido, sobre todo, los posibles efectos que pueden provocar estas vacunas, todos ellos de intensidad leve o moderada y que se resuelven en un plazo de pocos días tras la vacunación. De esta forma se preparan para la administración de este fármaco a la población general en un futuro próximo.

Los farmacéuticos se suman así a un Plan de Vigilancia de Seguridad de las vacunas frente a la Covid-19 que ha elaborado la Agencia Española del Medicamento, “más que nada como agentes sanitarios, sin ninguna otra intención, este curso no es una acreditación para poder vacunar”, aclara Ángel Más.

En las farmacias, los clientes suelen preguntar “cuál es la vacuna buena, por qué unas no se pueden poner a mayores de 55 y las otras sí. Se cree que la mejor es la primera que salió, pero todas están avaladas por la Agencia Europea del Medicamento y todas son efectivas y eficaces”, concluye. 

Etiquetas