Huesca

TRANSPORTE SANITARIO

Analizan los “puntos débiles” del transporte sanitario urgente en Aragón

La consejera de Sanidad reconoció este viernes en Las Cortes estas carencias y avanzó mejoras en el nuevo contrato en 2022

La consejera Sira Repollés, ayer durante su intervención en las Cortes de Aragón.
La consejera Sira Repollés, este viernes durante su intervención en las Cortes de Aragón.
S.E.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, informó este vierns de que los nuevos pliegos para la adjudicación en 2022 del servicio de transporte sanitario urgente en la Comunidad incluyen “mejoras sustanciales” y el establecimiento de sinergias con otros centros de emergencias y la gestión unificada de distintos tipos de transporte.

Así lo apuntó en una comparecencia en la Comisión de Sanidad de las Cortes, a petición de Ciudadanos, para que diera cuenta, según expuso la diputada de la formación naranja Susana Gaspar, de distintos incumplimientos por parte de la actual adjudicataria del servicio en cuanto al número de profesionales que deben ir en las ambulancias, el ratio del transporte vital básico así las condiciones laborales de los trabajadores.

En su turno de intervención Repollés advirtió de que su gestión se centra en controlar la calidad de la asistencia sanitaria que es, dijo, lo que determina un contrato, porque para hablar de las condiciones en las que una empresa ejecuta el contrato con sus trabajadores “se trataría de una fiscalización” y en este caso en la comparecencia “tendría que estar alguien del Tribunal de Cuentas o Intervención”.

“El fin de Sanidad es cómo los ciudadanos perciben o cómo se presta esta asistencia sanitaria” y “darlo a tiempo y con garantía”, insistió la consejera, quien no obstante avanzó que están “abiertos a nuevas modalidades” del servicio para lo ya se están teniendo reuniones para explorar estos aspectos que no incluyen la internalización “como tal” pero sí modelos que pueden contemplar parte de esta modalidad.

Repollés reconoció que hay “cuestiones mejorables” y que con motivo de la pandemia “han salido a la luz problemas que en otras circunstancias no se hubieran detectado, pero gestionamos evidencias no opiniones y la evidencia es que no hay ningún expediente sancionador por incumplimiento de contrato”.

Además, precisó que el que está vigente desde agosto ya tiene mejoras como la transformación de 18 ambulancias convencionales en 18 soportes vitales básicos, un recurso que permite mayor versatilidad y convertirse en soporte vital avanzado.

Entre los “puntos débiles” reconoció la ubicación de las bases operativas, que no siempre han podido ubicarse en las puertas de los centros de salud por falta de espacio o por la covid-19, y que faltaría transformar ambulancias convencionales en transporte activo o de soporte básico en avanzado.

Ante las críticas de todos los grupos por la falta de atención a las quejas de los trabajadores del servicio, la consejera reconoció que son “reivindicaciones legítimas” y que no cuestiona su derecho a exigir mejoras y el cumplimiento de sus contratos, pero reiteró que es un aspecto que “tiene que dirimir la empresa con sus trabajadores”, ya que si la administración se “entrometiese” en la negociación colectiva incurriría “en un delito”. 

Etiquetas