Huesca

CORONAVIRUS

Nacho de Blas: “Si yo fuera de Huesca pediría su cierre para protegerla”

El epidemiólogo veterinario destaca los buenos datos de la capital oscense

Nacho de Blas resalta los escasos contagios que registra la ciudad frente a otros puntos de Aragón.
Nacho de Blas resalta los escasos contagios que registra la ciudad frente a otros puntos de Aragón.
S.E.

“Si yo fuera de Huesca capital pediría el cierre perimetral de la ciudad para protegerla y evitar que entren casos de fuera. Creo que cuanto antes se tomen nuevas medidas restrictivas en Aragón menos se extenderán en el tiempo”.

Este planteamiento hecho este lunes por el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, profesor titular del Departamento de Patología Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, es el reflejo de una “dicotomía bastante clara” que registra actualmente la comunidad en cuanto a la distribución de los contagios.

“Por un lado tenemos Huesca capital con 31,5 casos por cada 100.000 habitantes en la Incidencia Acumulada (IA) en los últimos siete días, se encuentra en un ‘nivel medio’ pero con poco esfuerzo podría bajar . En Teruel apenas hay contagios y está en niveles casi casi de normalidad”, explicó Nacho de Blas, que apuntó que en el resto del territorio aragonés hay niveles de contagios “que están disparados”.

En general, el experto consideró que la comunidad se encuentra bajo una nueva ola, de la que se escapa la capital altoaragonesa, y planteó a la DGA que tome medidas “cuanto antes” para frenar los contagios y reducir la incidencia acumulada.

En la provincia de Zaragoza, continuó, el volumen de casos de la covid-19 es muy elevado, “y en la provincia de Huesca, especialmente en la franja oriental, en Fraga, Binéfar y Tamarite de Litera, hay positivos para dar y vender”. Y sumó a esta lista Graus, Benabarre, Jaca y Monzón Urbana. Se refirió también a “alguna zona caliente” en Biescas o Ayerbe, pero consideró que “como son poblaciones más reducidas pasan desapercibidas”.

En este contexto reiteró que “siempre que se tarda en tomar una decisión, cada día que pasa, es uno más en el que los casos van incrementándose y luego para bajarlos cuesta mucho. Es más fácil cortarlo al principio que más adelante. En algo que sufre un crecimiento exponencial, cuanto antes lo atajes mejor”.

El epidemiólogo veterinario consideró que, antes de endurecer las restricciones, la DGA “está esperando a ver cómo está la ocupación de los hospitales, que va mejor que en la entrada de las anteriores olas”.

Las camas de UCI ocupadas, detalló, han caído un poquito pero no acaban de bajar del todo” y destacó los datos de Barbastro, con 18 pacientes covid hospitalizados, 1 de ellos en cuidados intensivos, y los del Hospital Universitario San Jorge de Huesca, con 9 y 3, respectivamente.

Su propuesta de pedir el cierre perimetral de la capital oscense, reconoció, “tendría ventajas e inconvenientes, lógicamente y no sé hasta qué punto compensaría”.

Y se refirió a otros puntos de la provincia de Huesca en una situación delicada. “Lo que me preocupa es esa subida de casos tan fuerte en algunas zonas concretas de Huesca, sobre todo en la franja oriental, que se encuentra en una situación bastante compleja y no tiene pinta de bajar”, planteó.

El experto hizo alusión en este sentido a la llegada de algunos temporeros a la zona, “no en la cantidad de los meses de junio o julio pero ya empieza a haber movimiento y creo que la preocupación está en que estas personas ya han llegado allí y aún se está pensando si se les vacuna o no para evitar brotes de contagios como los del verano pasado, una decisión que creo que se debería de haber tomado antes”.

A la capital oscense no ha llegado la quinta ola

Nacho de Blas advirtió de que a la ciudad de Huesca no ha llegado la comentada quinta ola que se supone que ya ha comenzado a cobrar fuerza en algunos puntos de la comunidad aragonesa.

“No ha sido así porque en realidad la capital oscense ha tenido tres oleadas nada más. Si no sufre la actual se queda con esas tres, se desdobla como pasa en la Fórmula 1 y está de líder. Sin embargo, la provincia sí que ha sufrido cuatro olas”, aclaró. La quinta, apuntó, se está dejando notar con intensidad en Zaragoza capital.

El Gobierno de Aragón “tendría que tomar decisiones lo antes posible”

“No hay que retrasar lo inevitable. Un cierre perimetral de la provincia de Zaragoza tampoco implica muchos problemas y eso va a proteger a Teruel, fundamentalmente, y a toda la parte central de Huesca. E incluso el tomar medidas un poco más estrictas, como el cierre del interior de la hostelería, también sería otra alternativa. Entiendo que la DGA está a la espera de que esto no se complique más, pero creo que el objetivo es no volver a llenar los hospitales”, concluyó. 

Etiquetas