Huesca

PRODUCCIÓN AGROALIMENTARIA

La programación lineal al servicio de la producción

Ingenieros agrónomos de Aragón premian el estudio realizado para Copiso

El proyecto oscense busca la eficiencia en la elaboración de piensos
El proyecto oscense busca la eficiencia en la elaboración de piensos
Santiago Cabello

El reto al que se exponen las nuevas generaciones aragonesas se asienta en maximizar la eficiencia de los recursos del territorio, especialmente en el sector agroalimentario, donde el régimen creciente de la despoblación afecta severamente, entre otras problemáticas. La Escuela Politécnica Superior de Huesca (EPS), único centro educativo de Aragón donde se imparte el grado en Ingeniería Agroalimentaria y el Máster en Ingeniería Agronómica, así como el grado en Ciencias Ambientales, trabaja cada curso en una nueva generación de técnicos agrícolas y agrónomos. Algo que acaba dando sus frutos.

El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Aragón ha puesto sus ojos en el proyecto del ingeniero Javier Ignacio Zabalza Martínez, denominado “Aplicación de la programación lineal para una programación eficiente de la producción de una fábrica de piensos”.

Con mención especial a su director, Joan Manyá, investigador reconocido recientemente como uno de los más influyentes del mundo, según el ranking realizado por la Universidad de Stanford (EE.UU.), el proyecto recoge el trabajo elaborado durante un año en la fábrica del grupo Copiso, que suma más de medio siglo de experiencia en el sector.

Líneas de estudio

“Debido a la magnitud de la fabrica, se decidió dividir el estudio en dos partes diferenciadas”, recuerda Zabalza, inmerso actualmente en el máster de Ingeniería Agronómica.

“Para la primera línea de producción, centrada en la elaboración de piensos para porcino, lo que supone más del 90 por ciento del total de pienso fabricado, creé un modelo de programación lineal entera mixta, el cual, dadas unas órdenes de producción, tiempos de proceso y fechas límite de entrega, buscaba una programación eficiente, donde todas las órdenes fueran realizadas a tiempo, transportadas y entregadas al cliente”, advierte el ingeniero.

“En la línea 2, donde se da mayor variabilidad de piensos, se hizo un símil con uno de los problemas más estudiados en la Investigación de Operaciones, el del viajante de comercio. Se obtuvo la secuencia de producción donde, produciendo todos los tipos de pienso, se obtiene la secuencia de producción que minimiza las pérdidas operacionales y los tiempos muertos”, valora Zabalza.

Todavía en vías de estudio, su aplicación laboral no ha sido probada. A pesar de ello, el ingeniero agrónomo asegura que “sienta las bases para otros trabajos que puedan aumentar la eficiencia energética de la planta”, concluye. 

Etiquetas