Huesca

HUESCA

Estudiantes de Huesca: "Si todo ha salido bien hasta ahora, no va a salir mal en la Evau"

Las pruebas de Evaluación para el Acceso a la Universidad en toda la comunidad aragonesa han empezado este martes y durarán hasta este jueves 

Imagen de los minutos previos a comenzar el examen de Historia de España en el IES Pirámide
Imagen de los minutos previos a comenzar el examen de Historia de España en el IES Pirámide
M.Sistac

Si todo ha salido bien durante el curso, no tiene por qué salir mal ahora”, ha explicado Cecilia, alumna que acaba de terminar 2º de bachillerato en los minutos previos a que diera comienzo el examen de Historia de España, y con él, el comienzo de la Evau de este curso. Y es que, tras terminar un curso “intenso”, un total de 1.019 altoaragoneses han comenzado a las 11:15 horas las pruebas que les van a permitir entrar en la universidad, por lo que los nervios estaban muy presentes en las diez sedes habilitadas por Educación para esta prueba, que durará hasta el próximo jueves.

Para Cecilia, que le gustaría estudiar Psicología a partir del próximo septiembre, este curso ha sido “mejor de lo que pensaba”, y ha reconocido el trabajo de los docentes a lo largo de este periodo, “lo han hecho superbién”, aunque “también depende mucho de la actitud de los alumnos”.

Olga Alastruey, directora provincial de Educación, Cultura y Deporte, quien ha comparecido antes de que dieran comienzo estos exámenes, ha indicado que en esta edición “se mantienen las mismas condiciones” que se pusieron en marcha el año pasado debido a la pandemia, como es el aumento de sedes con el objetivo de “evitar las aglomeraciones y los desplazamientos de los estudiantes del mundo rural”, ha asegurado.

Además, este año se ha mantenido la optatividad de las preguntas, es decir, “cada estudiante puede elegir las preguntas con las que se sientan más seguros, hasta que sumen un total de diez”, ha indicado la directora provincial, y ha informado que, hasta la edición del año pasado, había dos opciones de examen, A y B.

“Creo que sería bueno que estas novedades perduraran en el tiempo, más allá de estas convocatorias marcadas por la crisis del coronavirus”, ha expresado Alastruey.

Ante los nervios que se intuían en la entrada del IES Pirámide en la mañana de este martes, que antes de las 11 horas se llenaba de estudiantes, Alastruey ha parafraseado a la escritora y filóloga Irene Vallejo, quien en la jornada previa a esta prueba, recordó a los jóvenes que “ningún examen ni ninguna nota, son tan importante como ellos”.

Por su parte, Fernando Mur, director del centro, en el que conforme pasaban los minutos recibía más estudiantes que realizaban el último repaso, ha reconocido el “buen colofón” que supone que los alumnos que han cursado en estas instalaciones 2º de bachillerato, realicen allí los exámenes de la Evau, puesto que para ellos “supone una dosis de tranquilidad”.

Pese a que los nervios y la incertidumbre han estado presentes en todo momento, muchos de los jóvenes opinaban que “si todo el curso ha ido bien y has sido constante, estos exámenes son uno más”, si bien es cierto que, “tienen mucha repercusión en el futuro”, ha explicado Marco, a quien le gustaría estudiar Medicina, pero “como la nota es muy alta”, tiene de segunda opción Biomedicina, “hay que tener pensada una alternativa”, ha reconocido este estudiante, que además, ha mostrado las ganas que tiene de terminar estos tres días y de irse de viaje a Salou con sus compañeros una vez terminen las pruebas.

Martina, posible futura estudiante de Administración de Empresas en Zaragoza, ha confesado que solo quería que “llegue el momento de acabar las pruebas”, para olvidarse de estos tres días “que a pesar de que son amargos, tienen buena recompensa”, en este caso, celebrará en Málaga el fin de este curso.

Por su parte, Maite, ha acudido a esta sede con “bastantes nervios”, pero después del esfuerzo realizado estas dos semanas “que sea lo que tenga que ser”, ha dicho, con el único objetivo de disfrutar de este verano “tan merecido”. “Ha sido un curso difícil, ya no solo por el nivel de estudio, sino por no poder salir y desconectar como nos hubiera gustado”, ha lamentado acusando a las circunstancias de la covid-19.

Por ello, Maite ha indicado que a pesar de que le gustaría matricularse en Derecho el próximo curso, una vez tenga la nota, verá a qué puede optar. “Más no me puedo esforzar”, ha concluido.

Etiquetas