Huesca

HOSTELERÍA

Bares de Huesca que cierran el 9 de agosto y otros atentos a las medidas

Algunos hosteleros no prestarán servicio y otros reservan a los “fijos” para almuerzos

Imagen de almuerzos durante la mañana del día 9 de agosto del 2020, ya en pandemia.
Imagen de almuerzos durante la mañana del día 9 de agosto del 2020, ya en pandemia.
Pablo Segura

Las fechas de San Lorenzo se acercan, no obstante, nadie del sector hostelero se atreve a hacer especulaciones ni marcarse expectativas de lo que va a suceder. Lo que sí está claro es que no habrá fiestas.

Algunos establecimientos hosteleros de la ciudad, como el Bar Rigones han decidido cerrar sus puertas durante estas fechas, tal y como hicieron el año anterior por la situación sanitaria. Otros, como el Bar Álvaro, el Hervi o el Doña Sancha, se mantienen abiertos, aunque sin saber muy bien lo que viene. Urbano, del Hervi, asegura que “hay animación”, aunque no se atreve a confirmar cómo va a ser este segundo San Lorenzo con la covid.

Carlos, dueño del Bar Doña Sancha subraya que este año se ve “bastante mejor, la gente tiene menos miedo” respecto al San Lorenzo pasado, debido a la campaña de vacunación contra esta enfermedad.

En el caso de Álvaro, dueño del Bar Álvaro, ha confirmado a este periódico, que ya tiene todo reservado “de clientes fijos” para los almuerzos del día 9, que lamentablemente cree será como el año pasado, “los que vengan a almorzar, se quedarán a comer y cuando se vayan a las 16:30 cerraremos y nos iremos a casa”. Esa misma opinión la comparte el marido de Alegría del Bar Brasil en el centro de la ciudad. Ambos hosteleros aseguran que la gente llama, pero sobre todo para preguntar “si se sabe algo más”, dice Urbano, que espera que “hasta entonces haya cambiado esto”. No obstante, Álvaro no se muestra tan confiado: “no creo que hasta septiembre lo quiten” en referencia a las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de Aragón, a las que “la gente responde bien”, añade Urbano, del Restaurante Hervi.

Ninguno de estos restaurantes se plantea ampliar su zona de terraza, ni mucho menos la plantilla de empleados. “Si para otros años en San Lorenzo se cogían cinco o seis personas para fuera, pues este año lo haremos los de casa. No se dan cuenta que más que fastidiar a las empresas, fastidian a los trabajadores”, denuncia Urbano. Actualmente, el aforo permitido en el interior es del 50% y en mesas de 6 personas, mientras que en el exterior es 100% en mesas de 10.

Etiquetas