Huesca

GUERRA EN UCRANIA

Homenaje a Fidel Pagés en el Hospital Militar de Zaragoza

La ministra de Defensa, Margarita Robles, y la Consejera de Sanidad del GA, Sira Repollés, han descubierto una placa en homenaje al médico oscense

Margarita Robles descubre una placa en su visita al hospital Militar de Zaragoza, donde atienden a 13 soldados ucranianos heridos, este miércoles.
Margarita Robles descubre la placa dedicada al comandante médico oscense Fidel Pagés, en su visita al Hospital Militar de Zaragoza, donde atienden a 14 soldados ucranianos heridos, este miércoles.
Efe

La ministra de Defensa, Margarita Robles y la consejera aragonesa de Sanidad, Sira Repolés,  han destapado este miércoles una placa con el nombre del comandante médico oscense Fidel Pagés, inventor de la anestesia epidural y que ahora dará nombre a una sala multiusos del Hospital Militar.

En la sala le han explicado también a la ministra los hechos más relevantes de su biografía, que también forman parte de una exposición sobre el mismo en la que se puede contemplar también material quirúrgico y máquinas de anestesia del pasado siglo.

Robles ha visitado el centro hospitalarios para conocer el estado de los 14 heridos ucranianos heridos en combate que se encuentran ahí internos. Se trata de 13 hombres y una mujer de diversas especialidades y algunos con afecciones en varios órganos, pese a lo cual su evolución psicológica es "bastante favorable" aunque están "muy preocupados por sus familias" y todos ellos quieren regresar a su país para seguir luchando. 

Robles ha puesto de manifiesto en declaraciones a los medios que el "compromiso" de España con Ucrania "es total" y que dentro de sus capacidades se seguirán trayendo ucranianos heridos en combate, al tiempo que ha reconocido la labor desarrollada por la sanidad militar en Zaragoza y por los pilotos del Ala 31 de la Base Aérea que han hecho "vuelos muy difíciles" con estos heridos en circunstancias muy complejas.

Acompañada por la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, y el coronel médico director del Hospital, José Luis Lara, la ministra ha conocido de primera mano la situación de estos heridos con las explicaciones que le han transmitido el jefe de traumatología, el teniente coronel Juan José Sevilla; el jefe de rehabilitación, el coronel Alfredo Blasco, y la teniente coronel jefa de Psiquiatría, Araceli Gómez, en un breve encuentro previo antes de visitar a los pacientes.

Allí le ha trasladado Lara la "complejidad" de estos heridos que sufren heridas en "muchos órganos", lo que requiere la participación de muchos especialistas y pruebas en su tratamiento, desde traumatología a rehabilitación, otorrinolaringología u oftalmología, además de psicología.

Los profesionales médicos han explicado a la ministra que han tenido que tratar heridas que nunca habían visto, como consecuencia de las explosiones, que entre los heridos hay nueve pendientes de operación, dos que ya lo han sido, otro al que se ha intervenido este mismo miércoles o que hay tres a los que se les han amputado extremidades superiores o varios con pérdida del globo ocular.

Sólo uno de los ingresados habla inglés, el resto necesita intérpretes, y en todos los casos prevén evoluciones y periodos de recuperación "muy largos", aunque la evolución psicológica está siendo "bastante favorable", según Gómez, quien ha apuntado que están teniendo reacciones "esperables" con el tipo de trauma que han vivido.

Robles, quien ha realizado varias preguntas a los mandos sobre los pacientes atendidos, ha agradecido al equipo del Hospital Militar de Zaragoza y también al del Miguel Servet, que ha colaborado en algunas intervenciones, el tratamiento y cuidado de estos heridos.

Entre ellos, ha recordado, algunos han sufrido amputaciones, otros tendrán que llevar prótesis y hay también personas con pérdida de globo ocular, "lesiones muy graves e impactantes" que por su magnitud como consecuencia de las explosiones, los médicos "no las habían visto nunca".

Robles ha recordado que son heridos en combate, "algunos de ellos capturados y canjeados por otros soldados rusos", a los que se trata en el Hospital de la Defensa "con la máxima dedicación y atención".

Además de por su evolución estos heridos están "muy preocupados por sus familias y todos ellos, pese a la gravedad de sus heridas, quieren volver a Ucrania para seguir combatiendo", ha dicho Robles.

La consejera de Sanidad, por su parte, ha resaltado la colaboración del Gobierno de Aragón con el Hospital y Ministerio de Defensa para atender a estas 14 personas, que se tratan en este centro militar y al que dentro de la relación "fluida" con el Miguel Servet se presta ayuda si se requiere.

"Seguiremos colaborando con Defensa y seguiremos tratando a los heridos en combate" si es requerido, ha concluido Repollés.

Etiquetas