Huesca

ENERGÍAS

La sostenibilidad y la reducción de costes fomentan el auge de las renovables

Empresas industriales, comunidades de vecinos y particulares buscan alternativas al gas y la luz

Las placas fotovoltaicas son una opción para la creación de comunidades energéticas.
Las placas fotovoltaicas son una opción para la creación de comunidades energéticas.
D. A.

¿A qué hora pongo la lavadora? ¿Y si bajo un grado el termostato de la calefacción? ¿Qué compañía me ofrece ventajas que se ajusten más a mi bolsillo? El constante aumento de los precios del gas y la electricidad ponen en jaque a muchos ciudadanos que, desde hace ya algunos meses y hartos de rascarse el bolsillo un día sí y otro también, han comenzado a tomar medidas y buscan alternativas más baratas y, por qué no, también más ecológicas.

“El cliente viene preguntando por las placas fotovoltaicas por dos razones: porque es más sostenible y para reducir su consumo. Y cada día tenemos más solicitudes”. Así lo explican desde Alarco-Instalaciones Eléctricas, empresa del grupo comercial AB 1903.

Son dos perfiles diferentes los que buscan estas alternativas. Por un lado, comentan, “las empresas, sobre todo para naves industriales grandes”; y por otro, los ciudadanos, para casas unifamiliares o para comunidades de vecinos. “Incluso para consumo compartido”, añaden desde Alarco. Se trata de comunidades con tejado grande o terrazas comunitarias propicias que recurren a estas instalaciones para los consumos de las diferentes viviendas.

La tendencia también la confirman en MO2 Ingeniería. “Desde junio de 2021 que comenzó a subir la factura de la luz hay un aumento fuerte de empresas y particulares” interesándose por instalaciones fotovoltaicas o incluso por las que integran aerotermia para poder utilizar la energía del sol para calefactar o refrigerar las casas. “Este año hemos notado un aumento. Los proyectos salen sí o sí, porque los números y el ahorro compensan”, asegura Roberto Monzón, gerente de MO2. Tanto es así que con la “demanda” va creciendo también la empresa.

En auge, informan desde MO2, están las instalaciones con acumulación. También cada vez son más las comunidades de vecinos que preguntan por la viabilidad en su edificio.

También los pellets están de moda o incluso hay quien recurre a las fuentes de energía tradicionales. “El año pasado para estas fechas era raro el que preguntaba por los pellets, y este año ya hemos comenzado a instalar durante el verano”, aseguran desde el Grupo Respira, una de las empresas que ofrece este tipo de calderas de biomasa. “Todas las semanas -añaden- viene gente preguntando para las casas de pueblo o porque viven en un ático. También se interesan por las placas solares, aunque en menor medida”.

Entre las energías tradicionales, la leña cobra fuerza. Desde Chimeneas Alcubierre explican que las consultas se han multiplicado en las últimas semanas, sobre todo, para “conocer cómo aprovechar mejor el calor o incluso para recuperar el calor de la chimenea para calentar el agua y calefactar la vivienda”. Y es que, dicen, en las crisis “la gente vuelve a lo tradicional porque también es más barato. Hay cierto temor a que los precios de la luz y el gas sigan al alza”.

Etiquetas