Huesca

EMPRESAS

“En temas de bioseguridad hay que ir por delante, lo demostramos en pandemia”

La empresa Ox-Compañía de Tratamiento de Aguas S.L. (OX-CTA) ganó el Premio Pyme 2022 recientemente

La empresa Ox-Compañía de Tratamiento de Aguas S.L. (OX-CTA) se ubica en Walqa.
La empresa Ox-Compañía de Tratamiento de Aguas S.L. (OX-CTA) se ubica en Walqa.
S. E.

La historia de Ox-Compañía de Tratamiento de Aguas S.L. (OX-CTA) -empresa matriz del Grupo OX- se remonta a 1992. Desde su experiencia veterinaria con ganado porcino, Javier Orós, director general de la entidad, advirtió la necesidad de mejorar la bioseguridad, sobre todo en agua y desinfección de ganaderías de granjas de cerdo y pollos.

Años más tarde, ampliarían su campo de actuación a la higiene alimentaria y a los sectores agrícola y farmacéutico. Su inversión en I+D+I (Investigación, desarrollo e innovación), su estrategia de internacionalización y la potenciación de su capital humano -veterinarios, químicos, biólogos e ingenieros- le han valido decenas de reconocimientos. El último de ellos el Premio Pyme del Año 2022, concedido el pasado 20 de octubre por la Cámara de Comercio de Huesca y el Banco Santander, en colaboración con la Cámara de España y DIARIO DEL ALTOARAGÓN. Otros como el Premio Innova FoodTech 2018 reconocieron el carácter innovador del Sistema OX-SIHA, dedicado a la higienización del agua.

Sus soluciones están presentes en más de 25 países repartidos en cinco continentes, con delegación en Colombia y una buena concentración de clientes en Europa. Cerca del 40 % del volumen de negocio pertenece precisamente a estos mercados internacionales. “Trabajamos productos de investigación y eso significa que somos compradores de materia prima. Esto supone una ventaja importante de cara a construir una sociedad mejor. Nuestra sabiduría y capital de trabajo es de la tierra”, define Orós. “Empezamos con producto químico. Poco a poco vimos que los equipos de desinfección no cumplían con todas las características que buscábamos y en ese momento desarrollamos nuestros equipos, con nuestra propia patente”, relata Javier Orós, refiriéndose a su sistema de desinfectante de superficies.

Sus soluciones están presentes en más de 25 países repartidos en cinco continentes.
Sus soluciones están presentes en más de 25 países repartidos en cinco continentes.
S. E.

Su sede central, ubicada en el Parque Tecnológico Walqa, alberga oficinas y laboratorios, donde trabajan con contaminación microbiológica y química cero. La fábrica de productos desinfectantes se ubica en Tardienta y actualmente están a punto de edificar otra en Nueno, con líneas de producto sólidos. El objetivo de la compañía es proporcionar al mercado de la bioseguridad productos y servicios de higiene, así como la prevención en diversos campos: salud animal, sanidad vegetal, salud pública, industria alimentaria, especies acuáticas invasoras e higiene ambiental.

Su factor diferencial es, sin duda, su compromiso con el medio ambiente, fabricando productos ecológicos y biodegradables. El binomio “bioseguridad y medio ambiente” es su mantra desde hace más de 25 años. La fabricación de productos biocidas se complementa con el “know how” de aplicación o “saber hacer” de la empresa, uno de sus principales activos intangibles. Éste garantiza la efectividad del tratamiento. “Fabricamos el 100% del producto que vendemos, y eso implica que lo hemos investigado”, aclara Orós, y añade: “la investigación es nuestro pilar. Es una forma lenta, pero muy segura de ir hacia adelante”. Sus servicios se aplican al sector agroganadero, concretamente al bovino, avícola, porcino y multiespecie. El tratamiento de aguas se extiende al ámbito de la salud pública, sanidad vegetal e industria alimentaria.

Superbacterias

La resistencia de las superbacterias y su prevención desde la desinfección inteligente. Éste es uno de los proyectos en los que anda inmerso OX-CTA. La Organización Mundial de la Salud anunció su peligrosidad: se prevé que para 2050 las superbacterias causarán la muerte de 10 millones de personas por año, algunos ya se refieren a éste fenómeno como “la pandemia silenciosa”. Antes del cambio de siglo, ya advertían la resistencia de ciertas cepas a los antibióticos, ahora este porcentaje de bacterias es mucho más alto y auguran que “irá a más”. Las bacterias en hospitales, quirófanos y aires acondicionados que no se eliminan se vuelven superbacterias. La compañía seguirá investigando, por cepas, en los próximos cinco años “probaremos con los que tienen más repercusión”, indica Orós.

El proceso es largo, y más aún si se considera que todos sus productos están certificados. Tal y como señala el director, “el estudio de superbacterias será nuestra siguiente aportación a la sociedad”, ya lo hicieron con coronavirus cinco años antes. “En temas de bioseguridad hay que ir por delante de los tiempos. Lo demostramos en pandemia”, concluye Orós.

Etiquetas