Opinión

Opinión

Macrobotellones en Jaca

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 23/08/2021 A LAS 10:45
Macrobotellón la noche del sábado al domingo junto al Llano de Samper, en una imagen de un vídeo difundido por redes
Macrobotellón la noche del sábado al domingo junto al Llano de Samper, en una imagen de un vídeo difundido por redes
S.E.

Jaca ha protagonizado este verano titulares del disparo de los contagios y este lunes también salta a la portada de este diario por los macrobotellones. La ciudad ha estado incluso confinada y ha sido una de las cuatro de la provincia -junto a Huesca, Barbastro y Monzón- en las que se implantó durante 15 días y hasta la semana pasada el toque de queda. La oportunidad de estas medidas siempre es cuestionable cuando se aplican pero, a la postre, se revelan no solo como efectivas sino como necesarias.

El alcalde pedía en su momento la medida para evitar lo que se está viendo en repetidas ocasiones y lo que se difundió este domingo en vídeos por redes sociales: un macrobotellón de madrugada. La difusión de las imágenes refleja el hartazgo de la sociedad jaquesa que sufre la irresponsabilidad de, desgraciadamente, unos cuantos, demasiados. Las restricciones de movilidad que todos los vecinos han padecido no sirven de nada ahora si se congrega multitud de gente en macrobotellones, en los que está demostrado que las medidas se incumplen. Simplemente esa concentración ya no debe producirse, por no hablar del uso de mascarillas si no hay distancias, etcétera.

Por si esto no fuera suficiente, encima de la ocasión que se genera para la propagación del virus, dejan la calle llena de basura, con la que muchos vecinos se toparon ayer por la mañana. La llamada a la responsabilidad es constante. No se trata de cumplir con las normas gubernamentales sino de respetar al vecino, al joven que no sale, al mayor que sigue sin atreverse, al turista que visita la zona... y a uno mismo también.

No deben volver a verse estas imágenes porque se traducirán, y existe una experiencia, en datos de contagios, en medidas restrictivas, en afecciones a la economía... Pero si no se controla solo, tendrán que actuar las fuerzas de seguridad. No queda otra opción.

Etiquetas