Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Juanjo Salvador: “El campo me ha atraído siempre y queremos quedarnos aquí”

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Andrea Novellón, de Santalecina, y Juanjo Salvador, de Albalate, seguirán en el Cinca Medio.
Andrea Novellón, de Santalecina, y Juanjo Salvador, de Albalate, seguirán en el Cinca Medio.
Juanjo Salvador

Juanjo Salvador, de 27 años, es uno de los jóvenes de Albalate de Cinca que, tras estudiar fuera, ha apostado por volver a su pueblo. Pero es de los pocos que sigue en el sector primario. Las cuentas las hace rápido: la mitad de su quinta está fuera y el resto se ha quedado en el pueblo; de ellos, solo la mitad sigue con agricultura y ganadería. Al final, resume, serán un 10 %, mientras antes todas las familias vivían del campo.

“La agricultura me ha gustado siempre y desde pequeño también me gustaban mucho los animales. Hay épocas de trabajo intenso, pero también hay otras en las que puedes irte de viaje”, indica Juanjo Salvador. Así que después de estudiar el Grado Superior de Administración de Empresas, volvió para trabajar en la empresa familiar de pollo ecológico DelCinca y también cultiva cereal en ecológico, una apuesta que hizo su padre hace 20 años y que él va a continuar. Además, tienen granja de cerdos y de terneros.

En Albalate, hay alguna finca de fruta que gestionan grandes empresas y los vecinos se dedican más al cereal, aunque es consciente de que cada vez hay menos relevo generacional.

Algunos de los que se quedan salen a trabajar fuera, pero lo que no tienen tan sencillo es encontrar vivienda. “Estoy de alquiler porque me he independizado de mis padres, que ya tengo una edad, y también tengo pareja, pero no fue fácil encontrar”, comenta Juanjo.

Ahora, su proyecto de vida con Andrea Novellón es construirse una casa en un terreno que tiene junto al casco urbano, pero como es rústico, teme que los trámites administrativos demoren su sueño de vivir en Albalate. Su novia ya conoce de sobra la zona, porque es de la localidad próxima de Santalecina y ahora, después de tener distintos destinos, trabaja en una oficina bancaria en Albalate.

En su caso, la posibilidad de vivir en el campo, de estar todo el día con los animales, y, además, ser dueño de su trabajo y de su tiempo, es lo que le ha reforzado la apuesta por su pueblo. 

Etiquetas