Comarcas

ENERGÍAS RENOVABLES

Alertan de la presentación de otros 4 parques fotovoltaicos

La Plataforma en Defensa del Paisaje y la Vida en el Pirineo pide regulación

Parque Solar.
Parque Solar.
Europa Press

La Plataforma en Defensa del Paisaje y la Vida en el Pirineo (Alto Gállego y Jacetania) alerta sobre la presentación de nuevos proyectos de instalaciones fotovoltaicas que suman unas 300 hectáreas en las comarcas del Alto Gállego y la Jacetania, y exige a los ayuntamientos de Jaca y de Sabiñánigo su regulación.

En un comunicado, la Plataforma explica que se han presentado ante la Dirección General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón cuatro nuevos proyectos que se suman a otros siete presentados anteriormente en Borrés y en el entorno de la ciudad de Jaca. “Estos macroparques fotovoltaicos que amenazan nuestro futuro siguen avanzando sin control, ante la ausencia de regulación de las administraciones locales y autonómicas”.

Los cuatro nuevos proyectos “se encuentran en periodo de exposición pública iniciándose así la tramitación administrativa para la autorización de su ejecución. En concreto se trata de los denominados Sierra Plana I, Sierra Plana II y Sierra Plana III, que ocuparían 317 hectáreas de terrenos de uso agrícola y ganadero ubicados en los núcleos de Senegüé, Espuéndolas, Gracionepel y Badagüas, y el proyecto denominado Americano, de 17 hectáreas, en la zona del Llano de la Victoria de Jaca”.

Estas informaciones, que se vienen compartiendo desde dicha Plataforma a través de diferentes acciones (redes sociales, mesas informativas en Sabiñánigo y Jaca, contactos y encuentros con diversos colectivos…), dicen las mismas fuentes que están generando “una gran alarma social ante la amenaza que supone la destrucción de nuestros paisajes y las graves afecciones en nuestra economía, especialmente en los sectores turístico y agroganadero”.

La Plataforma en Defensa del Paisaje y la Vida en el Pirineo “exige” a los ayuntamientos de Jaca y de Sabiñánigo “que cumplan sus compromisos y ejerzan sus competencias de modo que, tras la aprobación de sendas moratorias, ya en el mes de marzo con la unanimidad de todos los grupos políticos, avancen urgentemente en la regulación necesaria para influir desde lo local hacia una legislación autonómica y estatal que frene la especulación, proteja nuestros paisajes y nuestra economía y garantice un futuro de vida digna en nuestro territorio”.

El colectivo reitera el compromiso “para luchar contra el cambio climático, apoyamos el impacto positivo de las energías renovables de una forma ordenada y sostenible, sin generar afecciones negativas e irreversibles. Entendemos que en su desarrollo la gestión ha de ser pública con la imprescindible intervención de las administraciones locales, autonómicas y estatales, que garantice la conservación de la biodiversidad, el paisaje y el modo de vida de los habitantes del territorio, especialmente en el eternamente amenazado medio rural”.

El pasado mes de febrero se creaba esta Plataforma y en su primer manifiesto argumentaba que estos macro proyectos “carecen de valor añadido para el territorio, dado que no generan riqueza ni puestos de trabajo que logren asentar población”. 

Etiquetas