Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Erica Urdeitx: “Una mujer rural debería poder hacer lo que quisiera, con la ventaja del pueblo”

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Erica Urdeitx, en el Festival del año pasado en Castelflorite.
Erica Urdeitx, en el Festival del año pasado en Castelflorite.
S. E.

Erica Urdeitx llegó al medio rural sin buscarlo, pero ha encontrado el lugar ideal para su creación en La Peña Estación, en el municipio de Las Peñas de Riglos en La Hoya de Huesca. Esta artesana de la madera ha montado allí su taller y ahí crece su familia. Hoy, es el Día de la Mujer Rural, pero para ella no tiene unos rasgos distintivos: “una mujer rural debería poder hacer lo que quisiera, como en una ciudad, con la ventaja de vivir en el medio rural”.

“No hubo un planteamiento inicial, me echaron del trabajo y no tenía opción de seguir viviendo en Huesca”, explica, por lo que trasladó a vivir a Anzánigo con su pareja. Anteriormente, trabajaba como auxiliar de clínica y, ya en el pueblo, combinó los trabajos en hostelería con los cuidados a domicilio, la limpieza... Pero siempre ha trabajado en un radio máximo de los 25 kilómetros.

Ahora, es artesana de la madera, que compra y trata desde cero en su taller. Realiza piezas de decoración con madera, como cajas, buzones, marcos de fotos, encargos como tapas para el marco de la luz... es especialista en pirograbado y realiza algo poco habitual como la acuarela sobre madera. “Intento dedicarme el 100 % a esto, aunque no siempre se puede y tengo que ir haciendo otras cosas”, comenta.

Con todo, está muy satisfecha con su labor y con la acogida que tienen sus productos así como con el trabajo que se está desarrollando desde la Plataforma de Mujeres Artistas Rurales (MAR). “Me parece un proyecto muy interesante y muy necesario, sobre todo porque da mucha visibilidad que antes no existía”, opina.

Esta plataforma demuestra que hay mujeres en el medio rural dedicándose a muchas más cosas e intentando vivir de ello, tanto de la artesanía como del arte”, explica, en alusión a que a veces también se atribuye a las mujeres la artesanía exclusivamente con telas. De cara al exterior, el pensamiento está limitado, porque hay una gran variedad de cosas que se pueden hacer desde el medio rural”, recalca.

Más allá del campo, hay muchas oportunidades

De hecho, “no hay un papel en sí para la mujer en el medio rural, igual que el hombre, cada uno se dedica a lo que quiere o a lo que puede, porque vivir en una ciudad no te garantiza que puedas dedicarte a lo que quieres”, asegura. “Normalmente, quien vive en el medio rural suele ser por elección propia, porque espera tener una forma de vida concreta alternativa a las ciudades”, indica Erica Urdeitx. En su caso, tiene huerto, pero también resalta que no es lo más habitual, e insiste en que no necesariamente te tienes que dedicar a la agricultura o a la ganadería.

Aunque su marido ya no trabaja en La Peña Estación, esta circunstancia, unida al hallazgo de una casa para comprar y a la posibilidad de que su hija cogiera el transporte escolar en el mismo pueblo, les hizo después de llevar seis años en Anzánigo trasladarse a La Peña Estación hace otros seis años aproximadamente. En esta localidad de unos 40 habitantes, su hija de 14 años es una de los seis escolares -cinco de La Peña y uno de Ena- que cogen a diario el transporte para desplazarse al colegio o al instituto de Ayerbe.

Lo tienen todo en el pueblo o al menos lo fundamental. Incluso considera que “es más fácil en un pueblo sacar adelante proyectos de cultura”. En este sentido, “me puedo permitir tener un taller en un antiguo garaje que tenía la casa y dedicar una habitación para acabar los trabajos, que en una ciudad no podría disponer de este espacio. Lo mismo les sucede a los artistas que necesitan espacio para ensayar”, comenta. Con todo, para este ámbito reclama más apoyo de las instituciones.

Etiquetas