Alto Gállego

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Ramón Castillo: “Hay que buscar una economía circular para asentar población”

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Ramón Castillo apostó por su pueblo, Gavín.
Ramón Castillo apostó por su pueblo, Gavín
La Borda de Marco

Ramón Castillo no solo ha apostado por vivir en su pueblo, en Gavín, sino por invertir y crear un negocio turístico con prácticas sostenibles: sus apartamentos La Borda de Marco. “Hay que buscar una economía circular para apoyar otras empresas y que se asiente población en el medio rural”, asegura convencido desde esta localidad del municipio de Biescas, en el Alto Gállego.

Por ello, La Borda de Marco es una de las 23 empresas que se han adherido recientemente a la marca de calidad de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, que agrupa negocios con prácticas sostenibles. En ese camino está Ramón Castillo. “Me he sumado porque compartimos los valores de sosteniblidad, consumo local... y siempre intentamos mejorar y que todos lo que usamos sea lo más ecológico posible”, comenta.

Los clientes de sus apartamentos se encuentran con jabones ecológicos y sábanas limpias sin usar jabones químicos, porque se lavan en una máquina de ozono propia y el agua ozonizada se emplea después para limpiar. Es solo uno de los procesos que han implementado en esa apuesta por la ecología, en una casa que ya está preparada para colocar placas solares y generar su propia energía renovable.

“Pero ha venido todo esto y nos ha dado un golpe. Ahora estamos sobreviviendo como podemos”, comenta Castillo, mientras ante la falta de reservas ha aprovechado para hacer obras de mejora. Con todo, la situación sanitaria empieza a dar un respiro y la apertura de los territorios hace que desde este fin de semana ya tenga reservas para estancias largas. Además, la pandemia ha reforzado destinos como Gavín, ubicado entre los valles de Tena y Broto, donde el cliente busca “tranquilidad” y huye de las aglomeraciones.

“Me he sumado a la marca de la Reserva Ordesa-Viñamala porque compartimos los valores de sostenibilidad, consumo local...“

La Borda de Marco la ofrece. Este es el concepto, unido a todos los valores de sostenibilidad y ecología que representa la marca de la Reserva Biosfera Ordesa- Viñamala, en el que Ramón Castillo trabaja porque cree que es el futuro de las áreas de montaña como la suya. Y la pandemia, asegura, así lo ha corroborado. “La gente se tiene que ir dando cuenta de que la sostenibilidad es beneficiosa y hay que buscar una economía circular”, remarca, con el respaldo a empresas locales.

Además “aquí los niños pueden salir a la calle sin estar pendiente y eso la gente lo valora”, resalta, al tiempo que pone en valor que la apertura de la #N-260 entre Sabiñánigo y Fiscal ha restado mucho tráfico a su localidad. Ahora, ese tramo (N-260a), que se ha quedado como vía secundaria, se ha convertido en un trazado ideal para el cicloturismo, las motos y los viajeros que buscan ir más despacio, el llamado ‘slow driving’ por el puerto de Cotefablo.

Apartamentos La Borda de Marco en Gavín
Apartamentos La Borda de Marco en Gavín
La Borda de Marco

Este empresario local, de 39 años, se marchó como muchos otros jóvenes a la universidad, y estudió Empresariales. Pero, “siempre me ha tirado el pueblo, siempre me he implicado y siempre me ha gustado vivir aquí, porque se vive muy bien”, asegura. Además, no es el único, porque “hay un núcleo de población joven que ha permanecido”, comenta. “Algunos han continuado con negocios familiares y los que no los teníamos lo hemos ido enfocando para podernos quedar”, indica.

“Siempre me ha tirado el pueblo, siempre me he implicado y siempre me #ha gustado vivir en Gavín, porque se vive muy bien”

De hecho, la población de Gavín ha aumentado desde principios de siglo. Según el INE, de los 77 vecinos del 2000 se ha pasado a los 101 empadronados en 2020. Además, “no sé si para vivir o en busca de una segunda residencia, pero hay mucha demanda de parcelas o bordas para restaurar. También hay una demanda de vivienda de alquiler increíble, pero casi no hay”. Según explica, a los propietarios les interesa más alquilarlas poco tiempo que para todo el año, por ello plantea que es necesario un control de las viviendas de uso turístico, que además son “competencia desleal” de los autónomos como él, que pagan sus impuestos. Con todo, se vive muy bien y eso es lo que oferta al visitante.

Etiquetas