Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - TURISMO

Las pasarelas de Panticosa, un atractivo de naturaleza salvaje

La localidad acaba de abrir la temporada con una oferta turística que se ponía en marcha el año pasado y por la que pasaron más de 65.000 personas

Las pasarelas, en mayo de 2021.
Las pasarelas, en mayo de 2021.
Turismo Panticosa

Las pasarelas de Panticosa son un espectacular paso colgante por la propia pared del congosto, un atractivo que discurre rodeado de naturaleza salvaje y con singulares vistas sobre el propio río Caldarés, que ofrece una sucesión de badinas y pozas de agua.

El río Caldarés nace en el Ibón de Baños (Balneario de Panticosa), a 1.636 metros de altitud. Atraviesa la localidad de Panticosa, donde se le une el barranco de Bolática. La desembocadura se produce pocos kilómetros después, en las inmediaciones de El Pueyo de Jaca, uniéndose al río Gállego en el embalse de Búbal.

Panticosa abría este sábado la temporada de sus pasarelas que discurren sobre este río, una oferta turística que se ponía en marcha el 27 de marzo del año pasado y por la que pasaron hasta su cierre en el puente de Todos los Santos, más de 65.000 personas. “No imaginábamos que esta actuación iba a tener tanta repercusión. Se estimaba que pasarían entre 25.000 y 30.000 personas. Las expectativas se cumplieron con creces, estamos más que contentos”, comenta el concejal de turismo, José Pueyo.

La ruta de las pasarelas se inicia en el parquin de la Telecabina, vas por detrás de este aparcamiento, y por el camino Las Tierras accedes al desvío que te lleva al inicio de las pasarelas. Al acabar el recorrido de este paso, unos 700 metros, llegas a la zona de bosque y desde allí se puede subir al mirador O Calvé o volver a Panticosa por el camino As Paúles.

La ruta ofrece singulares vistas sobre el río Caldarés.
La ruta ofrece singulares vistas sobre el río Caldarés.
Turismo Panticosa

El recorrido de aproximadamente una hora de duración y 160 metros de desnivel, incluye las pasarelas y la subida a uno de los miradores con mejores vistas de Panticosa, el O Calvé. Todo este paseo se puede realizar de dos maneras: Una incluye ese mirador y son 55 minutos, y otra, va por la variante del camino de As Paúles en un recorrido de unos 45 minutos. 

En cuanto a novedades, de cara al próximo verano se va a preparar un área de descanso en el Mirador O Calvé con unas sillas antiguas cedidas por Aramón que se están restaurando.

El alcalde, Jesús María Uriz, ya comentó que esta actividad había sido “un éxito”, una iniciativa que había dinamizado el pueblo, y se había notado con creces en los comercios, en la hostelería, y en la afluencia de visitantes tanto en Panticosa como en los pueblos de alrededor y comarca.

La actuación contó con una inversión de unos 320.000 euros sufragados por el Consistorio. El proyecto había comenzado tres años atrás con el estudio medioambiental y geotécnico. En el 2019 se aprobó el proyecto y se licitó la obra que se retrasó por la covid. Se terminaron los trabajos a primeros de diciembre de 2020, y en marzo de 2021 se inauguraban.

“Las pasarelas han supuesto un revulsivo muy importante para el pueblo de Panticosa y para la Comarca entera. Aparte de crear cinco puestos de trabajo, con lo recaudado en los meses de apertura del año pasado y tras abonar las nóminas a los trabajadores, y colocar alguna señalización, nos han quedado cien mil euros de superávit para el ayuntamiento que se destinaran a inversiones en el municipio”, explica José Pueyo.

Esta oferta turística que este sábado abría la temporada, recibirá visitantes los fines de semana y festivos (toda la Semana Santa y 2 de mayo), en horario de 10:00 a 17:40 horas de forma ininterrumpida. A partir del 20 de junio las pasarelas estarán abiertas todos los días hasta el 18 de septiembre. Y después, harán lo propio los fines de semana hasta el puente de Todos los Santos. “Esperamos que venga a visitarnos mucha gente, es un paseo que se puede repetir porque el atractivo cambia de una época a otra”, concluye José Pueyo.

Los precios de las entradas se mantienen, tres euros si se reserva on line y cuatro euros si se compra en la máquina expendedora. 

Etiquetas