Bajo Cinca

CORONAVIRUS

La medida del confinamiento se recibe con escepticismo en Fraga

Se considera que será muy difícil de cumplir en una zona con un flujo diario de comunicación con Lleida

Carmen Costa lidera la lista del PP para la Alcaldía de Fraga
Carmen Costa, alcaldesa de Fraga
PP

La población de Fraga recibe con resignación y con bastante escepticismo la medida acordada por el Gobierno de Aragón de confinar perimetralmente la ciudad fragatina. La alcaldesa de Fraga, Carmen Costa, ya ha anunciado que pedirá a la Subdelegación del Gobierno en Huesca que se incremente la presencia de Guardia Civil en los accesos a la población para controlar que se cumple con la medida. Algo que ve complicado dado el movimiento continuo de población que hay diariamente entre Fraga, Lleida y otros municipios de la propia comarca del Bajo Cinca y de otras vecinas tanto de la provincia de Huesca como de la vecina Lleida. Movimientos que se dan por razones laborales o de estudios.

“Es una medida que te lo tomas con resignación e impotencia, pero que hay que cumplir. Esperamos que sea una medida efectiva aunque pensamos que será difícil que se cumpla porque el movimiento de población es continuo”, ha asegurado Carmen Costa, que ya ha anunciado que “vamos a pedir a la Subdelegación del Gobierno en Huesca que aumente la presencia policial en las entradas y salidas de la ciudad para controlar que se cumple con la medida”. Carmen Costa recordaba que “es muy difícil cumplir con ese confinamiento y controlar ese movimiento de población. Hay mucha gente de Fraga que trabaja o estudia en Lleida y viceversa. De hecho, los primeros contagios de estas dos semanas vienen de un autobús de estudiantes que va diariamente a Lleida o de contactos con positivos de la zona del Baix Segriá”. En todo caso, la alcaldesa ha apelado a la responsabilidad de los vecinos, “hay que pedir otro esfuerzo de responsabilidad ciudadana, uno más, con el convencimiento de que saldremos adelante como ya lo hemos hecho con anterioridad”, concluyó Carmen Costa.

En parecidos términos se expresaba la responsable de enfermería del Centro de Salud de Fraga, Pilar Albás, “las cifras son altas, eso es evidente. Son casos de transmisión familiar que, aunque parecen controlados, siempre aparece algún nuevo positivo que ha tenido relación con otra familia”, señalaba Pilar Albás, que repetía que los casos “no tienen nada que ver con los temporeros, ni se puede atribuir a ningún sector de población, ni profesional, ni de edad”. Pilar Albás también se mostraba escéptica sobre la medida del confinamiento, “esta es una zona de flujo poblacional y de mucho movimiento. Si el confinamiento autonómico no ha funcionado porque la gente se mueve para trabajar y para estudiar, no creo que prohibir el desplazamiento a otros municipios de Aragón vaya a ayudar, porque es un flujo poco importante”.

Llamamiento para vacunarse

El Centro de Salud de Fraga tuvo que hacer este martes un llamamiento a los vecinos de la zona sanitaria de 73 años de edad o más, para que acudieran al centro por la mañana a apuntarse para ser vacunados contra el covid, este martes por la tarde. A primera hora de la mañana, los facultativos observaron que tan solo se habían apuntado unas cuarenta personas, cuando se disponía de unas 150 dosis de vacunas Pfizer, para administrar a la población de esta edad en esa jornada de martes.

Los responsables sanitarios activaron redes sociales y se utilizó también la emisora municipal Radio Fraga, para pedir a todos los vecinos de esa edad que quisieran ser vacunados esa misma tarde, que se pasaran a apuntarse por el Centro de Salud. “La respuesta ha sido masiva, tanto que se han producido colas en el acceso al centro y ya hemos dado citas hasta el viernes”, aseguraba Pilar Albás. Las colas daban la vuelta al edificio y las más de ciento veinte personas que se apuntaron se vacunaron ya con más tranquilidad por la tarde, en el Pabellón del Sotet, que el Ayuntamiento de Fraga ha cedido y que funciona desde hace semanas como centro de vacunación en la zona sanitaria.

Etiquetas