Bajo Cinca

BAJO CINCA / ENERGÍAS RENOVABLES

Fraga suspende las licencias para instalaciones fotovoltaicas

El pleno acuerda una moratoria de un año para redactar una ordenanza

Pleno celebrado el pasado jueves por la corporación municipal fragatina.
Pleno celebrado el pasado jueves por la corporación municipal fragatina.
J.C.

El Ayuntamiento de Fraga acordó el pasado jueves, en pleno, establecer una moratoria de un año durante la cual no se concederán licencias municipales de obras y de actividad económica para instalaciones de producción fotovoltaica en todo el término municipal fragatino.

Durante este año de suspensión, el Consistorio fragatino redactará una ordenanza para regular este tipo de instalaciones y compatibilizarlas con el respeto a las actividades agrícolas y ganaderas y también con el cuidado del paisaje y del medio ambiente.

En el último año, el Ayuntamiento ha recibido muchos proyectos para instalar grandes superficies de placas solares en la zona de los Monegros fragatinos, en localizaciones próximas a la zona de Cardiel o el Ventorrillo.

La alcaldesa de Fraga, Carmen Costa, aseguró en el pleno que se han presentado hasta doce proyectos para instalar grandes superficies de placas y paneles solares en unas 1.200 hectáreas de terreno. Son zonas de secano, pero próximas a suelos que están en proceso de transformación en regadío dentro del Plan de Monegros II y también áreas incluidas en el proyecto de regadío social de Les Puntes.

“Comprometido”

“El Ayuntamiento está plenamente comprometido con las energías renovables y el desarrollo sostenible y sabemos perfectamente que las estaciones fotovoltaicas suponen ingresos para las arcas públicas y crean economía y empleo, pero tenemos que velar por una instalación racional y que sea compatible con los regadíos, la actividad agrícola y ganadera y también el respeto al paisaje de la estepa monegrina y a nuestro monte, que queremos proteger y cuidar para seguir disfrutándolo”, aseguró la alcaldesa fragatina, Carmen Costa, durante su intervención en la sesión plenaria.

El pleno municipal del jueves aprobó la moratoria de un año para las instalaciones de placas y paneles fotovoltaicos con los votos a favor del Partido Popular, Compromiso por Fraga y Podemos, y la abstención del Partido Socialista y de Ciudadanos.

Ramón Salamó, concejal de Ciudadanos, señaló que un año de moratoria le parecía un tiempo “excesivo para una cuestión tan importante para el desarrollo sostenible como son las energías renovables”, mientras que el concejal socialista David Portolés mostró sus dudas ante una medida que “no distingue entre grandes instalaciones de producción energética e instalaciones de autoconsumo”.

La alcaldesa de Fraga aseguró que “el plazo de un año es un máximo que se intentará acortar al máximo, porque el interés en las energías renovables es común a todos”.

Etiquetas