Monegros

día de la mujer

Gabardera, una preciosa orquídea salvaje que crece en Los Monegros

La Coordinadora de Asociaciones de Mujeres de esta comarca lleva veinte años reconociendo el trabajo de mujeres y colectivos

Fue en el año 2000 cuando la Coordinadora de Asociaciones de Mujeres de los Monegros creo el premio Gabardera, con el objetivo de reconocer la labor de la mujer de Los Monegros “un lugar en la tierra en que la felicidad y el futuro no tienen nada que temer”, como bien dice la narradora del vídeo que se ha realizado desde el proyecto Concilia para homenajear este 2021 a todas y cada una de las mujeres que como la gabardera “resisten la sed, se revelan, viven porque a su alrededor sienten el pulso de un latido invencible, el de las mujeres monegrinas”.

La orquídea salvaje no todos los años florece, pero siempre resurge, como las monegrinas, luchadoras innatas, supervivientes en un territorio extremo que luchan por asentar población y emprender.

Han sido veinte las mujeres o colectivos los que han tenido este reconocimiento, “cuando observamos que las mujeres se iban con los hijos a vivir a las ciudades, pensamos en crear una asociación común ya que en cada pueblo había una agrupación de Amas de Casa, y en conjunto siempre podríamos conseguir mayores logros”, explica Margarita Périz, Gabardera de 2017, que recibió el galardón el día en que dejaba la presidencia de la Coordinadora de Mujeres.

Según la Gabardera de 2008, Ana Marcén junto a su familia, por la creación de Ecomonegros 03, “aquí tenemos muy trabajadas las emociones y los que nos quedamos aquí, lo hacemos con todas las consecuencias, porque amamos Los Monegros”, indica Ana considerando que “ser Gabardera es para mí enraizarme a esta tierra”.

Otra Gabardera apasionada por su tierra es Lourdes Biarge, reconocida en el año 2011, “me apasiona mi pueblo, Curbe, me apasiona la gente monegrina, mi territorio, no hay ningún atardecer en el mundo como el de Los Monegros”, dice entusiasmada animando a vencer “ese ‘y si…’, venciendo eso, podemos seguir adelante, tenemos futuro”.

Para Mary Tricas, Gabardera en 2018, esta comarca es todo “deje mi pueblo, mi gente y todo por formar aquí una familia y quiero inculcar mi amor por Los Monegros, estoy enamorada de esta tierra, he vivido enamorada de ella y moriré enamorada de su agricultura y de mi tozal”.

María Jesús Laguna, Gabardera 2009, es una emprendedora nata “llevo 40 años trabajando en mi empresa y dando servicios en la comarca, he conseguido una mínima parte de lo que yo quería, pero estoy satisfecha. Hay que querer vivir en los pueblos, y se vive muy bien”.

En 2013 el reconocimiento de Gabardera fue para Pili Calvo por su trayectoria solidaria a través de Cruz Roja “mi solidaridad viene de los valores que me inculcaron desde pequeña”, explica Calvo, quien no ha parado de contribuir con su ayuda y trabajo a todos los monegrinos “desde que tenía 10 años colaboraba con las monjas de Nuestra Señora del Pilar, en Lanaja, fui monitora del campamento de Conques durante 21 años y creo que ser Gabardera implica tener empatía, humanidad, sinceridad y honradez, valores que deberíamos tener todos para ayudarnos”.

La Gabardera de 2019, Montse Miralles, es una gran luchadora “agradezco mucho ser Gabardera, porque creo que es un galardón que reconoce la lucha de la mujer por la igualdad, espero que la generación que viene hable de personas y no de hombres y mujeres, sería maravilloso”.

Son ellas, mujeres que desde hace veinte años se atreven a soñar, que juntas abrazan la idea de un movimiento de empoderamiento femenino, tras pasar la barrera de lo privado y alzan la voz.

Etiquetas