Ribagorza

RIBAGORZA - INFRAESTRUCTURAS

El Ministerio “evaluará” intervenir en el Congosto de Ventamillo

La Subdelegación le traslada la postura técnica favorable al túnel de 3 kilómetros

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana evaluará la intervención en el Congosto de Ventamillo -segregado del proyecto de acondicionamiento en marcha de la N-260 entre Campo y Seira- a raíz de los últimos desprendimientos en la zona y las impresiones favorables de los técnicos de acometer un túnel para salvarlo. Mientras, aumentan los apoyos a la construcción de esta infraestructura.

Desde la Delegación del Gobierno en Aragón tildaban este viernes de “obsoleta” la respuesta a preguntas de CHA en el Senado en la que el Gobierno decía no tener previsto retomar la actuación, a consecuencia de la tramitación ambiental del tramo Congosto de Ventamillo-Campo por la que se desistió en la construcción del túnel. Agregaban que el Ministerio va a “evaluar” la situación ante las nuevas circunstancias.

La propia subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, se refirió este viernes al túnel del Ventamillo incidiendo en la postura favorable de los técnicos y en que se ha trasladado la situación del tramo al organismo competente. “Es una obra que ya se planificó hace muchísimo tiempo. Que, desde luego, los técnicos dicen que resolvería todos estos problemas de seguridad y deslizamientos de la ladera del congosto. Pero es un tema de muchísimo dinero. En su día no se hizo y ahora pues no te puedo aclarar si se va a retomar o no, pero que lo vamos a elevar, y que desde arriba son conocedores de las inquietudes, sí”, explicó Salazar.

La subdelegada, acompañada por los técnicos, recogió la reivindicación en un encuentro celebrado este miércoles en Graus con los alcaldes ribagorzanos afectados y el presidente comarcal, Marcel Iglesias.

Por su parte, Mario Garcés, diputado nacional del PP y actual vicepresidente de la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se refería este viernes en Radio Ribagorza Graus a las obras en la N-260 y pedía “una solución definitiva” para el tramo del Congosto de Ventamillo, de acuerdo con las valoraciones de los técnicos. Garcés incidió en el carácter “fundamental” del Eje Pirenaico que, recordó, ya figuraba en los planes de la Dirección General de Carreteras de Felipe González y se ha ido relegando por distintas cuestiones.

“Queremos que se busque una solución con absoluta urgencia porque Fomento se ha de dar cuenta de la importancia de la obra y si hay que tomar nuevas decisiones, que se exploren”. Garcés incidió en la importancia de la vía para “la conectividad” entre las comarcas del Pirineo y “la cohesión” entre Navarra, Aragón y Cataluña y criticó la falta de planificación respecto al tramo de la N-260 entre Castejón de Sos y el límite con la provincia de Lérida.

El portavoz del PAR en las Cortes, Jesús Guerrero, también pidió al Ministerio que atienda esta vieja reivindicación “cargada de razones” y que no se cierre “en banda” ante la construcción del túnel del Ventamillo. El valle de Benasque precisa “voluntad política y sensibilidad por parte del ministerio para que este proyecto necesario sea una realidad”. Los desprendimientos en esta zona son habituales “lamentablemente”, y todo ello unido a la peligrosidad del tramo hace que sea “necesario” el túnel de 3 kilómetros para el congosto. Además, destacó Guerrero, es “absolutamente imprescindible” que el Ministerio garantice el desarrollo  de las obras de la N-260 en el menor plazo de tiempo posible para que el valle de Benasque “no sufra retrasos gratuitos, que afectarían al turismo y al tránsito habitual de la zona”. 

Etiquetas