Sobrarbe

GANADERÍA 

Los ocho aspirantes a pastor concluyen las clases teóricas y ahora subirán a puerto

Los alumnos que conformarán la primera promoción de la escuela La Estiva de San Juan de Plan empezarán el día 27 las prácticas en montaña   

Vista de los alumnos a una explotación ganadera durante la fase de formación teórica.
Visita de los alumnos a una explotación ganadera durante la fase de formación teórica.
S.E.

Los ocho alumnos que conformarán la primera promoción de la Escuela de Pastores La Estiva de San Juan de Plan, que es además la primera y única de sus características de Aragón, han completado la fase teórica del curso académico y ahora encaran la última etapa, las prácticas en puerto, que empezarán el próximo 27 de junio.

El curso, de 850 horas en total, arrancó el pasado 7 de marzo, el 10 de junio finalizó el bloque de 510 horas teóricas con prácticas en explotaciones ganaderas, y el próximo 27 de junio comenzarán las prácticas en montaña para el manejo de ganado en puerto, tutorizadas por profesionales del sector, que se prolongarán hasta el 1 de septiembre, tras cubrir las 340 horas programadas.

Será entonces cuando salga la primera promoción de esta escuela, cuyos alumnos (seleccionados de entre 21 candidatos) obtendrán un diploma de estudios propios, avalado por el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, que les acredite como que han recibido una formación para ser pastores o ganaderos en extensivo.

La satisfacción es plena entre los impulsores de esta escuela, así como entre los alumnos y los “profes”, según muestra el alcalde de San Juan de Plan, Roberto Serrano, quien explica que siguen recibiendo peticiones de personas interesadas en entrar en La Estiva el próximo curso.

“El balance es muy bueno”, afirma Serrano, que detalla que en la primera fase de la formación (concluida el 10 de junio), se han impartido las materias previstas y los alumnos han visitado doce explotaciones ganaderas de sus tutores, ganaderos que durante dos años también recibieron formación para tutorizar a los aspirantes a pastor. “Los alumnos han podido ver tanto ovino como vacuno, y las diferentes formas, manejos y trabajos en las explotaciones”, explica el alcalde, que también forma parte del equipo docente de la escuela, al tiempo que incide que “la valoración es positiva por parte de los alumnos y los tutores”.

Las primeras semanas del curso se centraron más en la teoría, que después se fue combinando con las visitas a las explotaciones ganaderas para poner en práctica lo aprendido en el aula. Junto a los “profes” Asún Ballarín (veterinaria), Zacarías Fievet (pastor con cualificación docente) y el propio Roberto Serrano, han pasado por la escuela varias expertos, como colaboraciones puntuales en diversas materias, de la Cámara de Comercio de Huesca o la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) de Sobrarbe para ahondar en aspectos de la gestión de una explotación ganadera.

Los temas abordados en el fase teórica han sido: actividad ganadera, pastoreo, proyecto y gestión empresarial de una explotación ganadera, cultura pastoril y habilidades sociales e igualdad.

“Los contenidos son los que son porque luego el alumno, cuando termine todo, tendrá un diploma que cuenta con el sello del Gobierno de Aragón que certifica que esa persona está cualificada para incorporarse a la actividad”, indica Roberto Serrano.

Los alumnos están ahora descansando antes de afrontar las prácticas en puerto este verano. Durante julio, agosto y la primera semana de septiembre, cada uno de ellos vivirá con los pastores/ganaderos que son sus tutores en los puertos de montaña donde pastan sus rebaños. En concreto, tres aspirantes a pastor estarán en puertos de montaña del valle de Chistau, dos en montes de Panticosa, uno en Astún, otro en el Pallars (Lérida) y otro en la montaña palentina (este último gracias a un convenio firmado con la Fundación Monte Mediterráneo). “Es posible que combinemos alguna semana de estancia en Góriz (Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido) porque se irán moviendo”, detalla.

“De esta manera adquirirán autonomía y capacidad para enfrentarse a esta realidad”, señala el alcalde de San Juan de Plan, que se muestra especialmente satisfecho de haber puesto en marcha la Escuela de Pastores La Estiva tras años de constancia y trabajo por materializar una iniciativa que empuja y apoya a la ganadería extensiva, que tan importante es en el Pirineo y cuya pervivencia pasa por un momento crítico.

Etiquetas