Cultura

balance cultural

La Diputación refuerza en 2021 el SoNna y crea nuevos programas expositivos

El año pasado, el IEA puso especial énfasis en recordar a tres ilustres altoaragoneses 

Amaral, en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes en la segunda edición del Festival SoNna.
Amaral, en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes en la segunda edición del Festival SoNna.
Sergio Sánchez

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) sigue haciendo de la cultura una seña de identidad del territorio. La diputada delegada de Cultura, Maribel de Pablo, ha explicado esta semana que “nuestra oferta cultural llega a todos, tanto con las grandes actuaciones, como los festivales, exposiciones y publicaciones, como a través de las pequeñas, con exposiciones itinerantes, ayudas y asesoramiento a ayuntamientos y a bibliotecas municipales”.

“Unas y otras son igual de importantes”, ha añadido, porque se basan en “el servicio al ciudadano y a la provincia”. La institución no solo mantuvo en 2021 sus tradicionales propuestas en la materia, sino que creó nuevos programas como la Compañía Ilustrada y reforzó iniciativas como el Festival ‘Sonidos en la Naturaleza’ SoNna.

SoNna Huesca fue uno de los platos fuertes este año, con conciertos de artistas de la talla de Amaral y Rozalén, que actuaron en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, o una emotiva jornada de homenaje póstumo a Pau Donés en Montanuy. Fueron algunos de los 35 espectáculos al aire libre que recorrieron las diez comarcas altoaragonesas durante el verano.

Este festival reforzó así su presencia en la provincia para cumplir una segunda edición que obtuvo “un notable éxito” y que, según de Pablo, demuestra que la cultura cumple “un papel primordial para la promoción y vertebración del territorio”.

Esta iniciativa se creó en 2020 como una alternativa cultural adaptada a las restricciones de la crisis sanitaria del coronavirus. La institución provincial continuará desarrollándola el próximo año porque “ofrece grandes posibilidades y da a conocer la diversidad y riqueza de nuestras poblaciones”, ha añadido la diputada.

Sin embargo, el Festival Pirineos Sur no pudo desarrollarse el pasado verano. La institución provincial y la empresa adjudicataria del concurso de la programación del escenario flotante de Lanuza decidieron suspenderlo puesto que no se daban las condiciones óptimas para celebrarlo con garantías.

No obstante, recientemente se ha presentado el cartel que protagonizará el regreso del certamen en 2022 y cuenta con platos fuertes como Residente, Estopa o Goran Bregovic del 15 de julio al 6 de agosto. 

Otro clásico que sí se pudo adaptar este año a las circunstancias fue el Festival en el Camino de Santiago que cumplió su 30ª edición con los maestros Jordi Savall y Carlos Núñez y formaciones e intérpretes del territorio como Al Ayre Español o María Eugenia Boix y con actividades como la exposición de retratos de peregrinos realizados por Ouka Leele que se instaló en el Museo Diocesano de Jaca y en espacios al aire libre en Canfranc, Santa Cruz y Berdún.

La muestra que se puede visitar hasta el 6 de febrero en la sala de exposiciones de la DPH contrasta, a través de la fotografía contemporánea, dos poblaciones Alquézar (Huesca) y Zuheros (Córdoba) que están situadas a 800 km de distancia entre sí y cuyas historias tienen numerosas similitudes. Forma parte del programa de la imagen Visiona, que promueve la institución provincia. 

Esta sala ha acogido los meses anteriores, Skogler: el visor falangista de la Guerra Civil y la posguerra (1936-1948), Geografía del monumento natural, proyecto de Eduardo Marco Miranda que obtuvo la convocatoria de artes visuales 2020; Cartografías del ser, proyecto de Antonio Campo y María Luna que ganó la convocatoria de comisariado en 2020 y Arte Ingenuo. Colección Santos Lloro.

El programa de exposiciones itinerantes de la DPH ha recorrido diversos municipios altoaragoneses con 45 movimientos de nueve propuestas expositivas y dos ciclos audiovisuales. No obstante, este 2021 han llamado especialmente la atención las ilustraciones al aire libre en los municipios que cuentan con biblioteca pública municipal. 

Se trata del nuevo programa cultural La compañía ilustrada, que ha contado con la muestra La casa que nos habita y con talleres itinerantes a cargo de ilustradores vinculados con el Alto Aragón. 

De Pablo ha señalado que esta es “una de las apuestas que han demostrado que la ciudadanía en el medio rural valora las ideas nuevas y diferentes y ha promovido una gran participación de todo tipo de públicos”.

La diputada ha recordado que la DPH ha continuado con las ayudas y subvenciones a actividades que organizan los ayuntamientos del territorio para “apoyar la cultura como motor de desarrollo económico y de dinamización social”. 

Durante el 2021, la institución provincial ha rendido homenajes póstumos, a través del Instituto de Estudios Altoaragoneses, a ilustres altoaragoneses que alcanzaron una repercusión internacional por sus contribuciones a diversos campos del conocimiento.

Uno de ellos es el naturalista nacido en Barbuñales, Félix de Azara, con motivo del bicentenario de su fallecimiento. La vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho, participó en una exposición conmemorativa de la Real Academia Nacional de Medicina en Madrid.  Además, la institución provincial y el departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón organizaron una jornada dedicada a este altoaragonés que contó con una mesa redonda con expertos para seguir dando a conocer su importancia.

En el campo de la literatura, se han cumplido 120 años desde el nacimiento de un escritor universal en Chalamera. La DPH ha adecuado el Espacio Ramón J. Sender, situado en la sede del IEA, para ofrecer una experiencia más grata al visitante y actualizar su imagen y contenido mediante la ampliación de estancias, luminaria; instalación de panelados informativos; un diaporama y la reubicación del mobiliario, entre otras acciones.

Además, una delegación de la DPH y del IEA participó el pasado mes de noviembre en la exposición conmemorativa de Santiago Ramón y Cajal que se organizó en el Museo Nobel, en Estocolmo (Suecia). 

Los Reyes de España inauguraron la muestra, que contó con la colaboración de la institución provincial. Si bien el ilustre médico era de origen navarro, pasó buena parte de su infancia en Ayerbe así como en otras localidades oscenses a lo largo de su vida. 

Etiquetas