Baloncesto

BALONCESTO / LEB ORO

Mike Moore: “He tratado de traer nueva energía al equipo”

El ala-pívot del Levitec ve al grupo mucho más optimista tras las dos últimas victorias

Mike Moore machaca el aro, en el encuentro contra el Tizona Burgos.
Mike Moore machaca el aro, en el encuentro contra el Tizona Burgos.
Pablo Segura

El ala-pívot Mike Moore se ha convertido en sólo tres partidos en una de las principales referencias del Levitec y en su máximo anotador, con 18 puntos por encuentro.

El jugador señala que su intención ha sido desde el principio “traer nueva energía al equipo” y ayudarle a conseguir victorias para lograr la permanencia.

Moore agradece la atención que ha recibido del club y el equipo desde su llegada, que no ha sido fácil, pues primero sufrió una lesión en la muñeca y muy poco después llegó el confinamiento por el covid.

Respecto a este último y la cuarentena del equipo dice que “afortunadamente” pudieron “volver a entrenar para preparar dos partidos muy importantes. Todo el mundo estuvo muy centrado. El primer día que volvimos de la cuarentena los entrenadores dijeron que no podía ser una excusa, sino que era una oportunidad para avanzar y que había que jugar duro lo que queda de temporada y ser competitivos”.

Y toda la plantilla estuvo “en la misma línea, muy mentalizados. No habría segunda oportunidad y había que seguir trabajando y jugando juntos. Hemos ganado dos partidos importantes y ahora tenemos la clave y tenemos que mantener la misma energía”, dice Moore.

El jugador explica que ahora se siente “bien” y cuenta que “la cuarentena fue fácil porque la gente fue profesional. Teníamos trabajo que hacer, todo se hizo con seriedad, nos juntamos por Zoom a través de los ordenadores y se tomó como un reto para que se notara después en la pista”.

Para Moore “el equipo es estupendo y los compañeros, también”. Ha entrado con buen pie. “Todo el mundo ha entendido el rol que yo venía a desempeñar en el equipo, que el entrenador me tenía preparado. Ha sido fácil para mí porque la gente sabe lo que puedo ofrecer y dar al equipo para ayudarle a ganar. Soy capaz de hacerlo y me siento apoyado. Es una temporada complicada, con el covid y poder mostrarme en la pista me hace estar agradecido por ello. Los compañeros me animan a hacer mi juego y me aceptan como persona y jugador”, dice y ahora espera que todos sigan “centrados en el objetivo, en entrenar y ganar partidos”.

Moore asume con naturalidad el papel de anotador. “El entrenador me dijo que quería un jugador que anotara. Yo puedo anotar, pero puedo hacer muchas otras cosas. Soy un jugador versátil, puedo ayudar con mi defensa, mi rebote o las asistencias, cualquier cosas con la que pueda contribuir, además de encestar. Anotar es uno de mis fuertes, pero otros equipos pueden centrar su defensa en ti y entonces hay que ayudar en lo que se pueda”.

Una de las claves de las dos últimas victorias ha sido la defensa del equipo peñista. El Levitec ha sabido compensar la desventaja de centímetros que suele tener con la mayoría de los rivales. Moore concede gran mérito de ellos al técnico, Óscar Lata. “El entrenador realizó una gran preparación de los partidos. Estudió y nos explicó muy bien lo que teníamos que hacer en los entrenamientos. Y en los partidos lo hicimos. Tenemos que utilizar nuestra versatilidad y nuestra rapidez porque los rivales pueden ser más grandes”, señala.

Y reconoce que las dos victorias les hacen estar “mucho más optimistas. Tenemos que seguir centrados. Sabíamos que este equipo tiene potencial para ser un gran equipo. Ha habido situaciones difíciles a lo lago de la temporada. Yo he tratado de traer nueva energía al equipo. Hay que abrir una nueva página y centrarse en el partido a partido”.

Y el siguiente de los compromisos es en Burgos, con la dificultad añadida de jugarse a domicilio. “Para ganar en Burgos tenemos que estar centrados y trabajar como lo hemos hecho en los dos últimos partidos, siguiendo el plan”, dice Moore, que también ve clave no decaer por los errores y mantener siempre la unión.

También destaca que “la defensa es muy importante. Somos un equipo habilidoso y que puede meter puntos, pero para ganar partidos tenemos que defender bien. En el último cuarto contra Cáceres nos dimos cuenta de que no iba a haber segunda oportunidad y que no podíamos fallar. Jugamos en defensa como si no hubiera mañana”.

Él está convencido de la salvación. “Al venir aquí, sabía de la situación y de la dificultad, pero soy un competidor y un ganador. Ese es el objetivo y quiero ganar”. 

Etiquetas