SD Huesca

JORNADA 28

Con la diana puesta en Osasuna

Sandro y Pedro Mosquera se ejercitaron con el equipo y pueden reaparecer el sábado

Sandro y Pedro Mosquera, en el entrenamiento de ayer, tras superar sus lesiones.
Sandro y Pedro Mosquera, en el entrenamiento de ayer, tras superar sus lesiones.
SDH

El Huesca retomó este martes su rutina de trabajo para preparar el partido frente al Osasuna en una sesión de recuperación tras el partido de este lunes en el Camp Nou. A las 17:00 horas la plantilla azulgrana se ejercitó e inició una nueva semana de competición con la vista puesta en el partido que acogerá El Alcoraz este sábado, a las 18:30 horas.

Tras el partido de este lunes, el técnico azulgrana, Pacheta, comentó que hay que “afrontar el partido de Osasuna con toda la ilusión y todo el trabajo”. Por ello, el equipo no descansará ni un solo día de esta semana para tratar de enmendar el mal resultado traído de la Ciudad Condal con una victoria ante el conjunto pamplonés.

La sesión de recuperación postpartido se llevó a cabo en el IES Pirámide y, en ella, participaron por separado los titulares del último día y los jugadores que fueron suplentes. Entre estos últimos ya se pudo ver ejercitarse a Sandro y a Pedro Mosquera, que ya viajaron a Barcelona con el equipo, recién salidos de sus lesiones, pero que finalmente no disputaron ni un minuto ante el conjunto de Koeman.

Buena noticia para Pacheta, quien ya anunció en la rueda de prensa postpartido la recuperación de jugadores. Estos pueden ser clave en esta fase decisiva del campeonato y ambos podrían reaparecer en el partido del próximo sábado ante Osasuna.

Sandro lleva lesionado desde el pasado mes de diciembre, aunque ha reaparecido hasta en dos ocasiones pero ha vuelto a recaer. A pesar de ello, ya ha podido vestir en nueve ocasiones la zamarra azulgrana y anotar tres goles, uno de ellos en El Sadar a los cinco minutos de juego.

Mosquera, que lleva fuera de las convocatorias desde el 18 de enero por problemas en el muslo, también viajó al Camp Nou en la expedición blaugrana y este martes estuvo visible en el entrenamiento del equipo. Hasta su lesión en la derrota contra el Betis (0-2), del 11 de enero, el mediocentro gallego de 32 años había disputado todos los minutos disputados en el regreso altoaragonés a la Primera División.

Enfermerías antagónicas

El optimismo en la enfermería azulgrana tras la recuperación de dos jugadores importantes para la plantilla contrasta con la desesperanza médica en Pamplona. El Osasuna este martes  se entrenó, y empezó a preparar el partido de este sábado contra la Sociedad Deportiva Huesca sin ocho de sus jugadores: cuatro de ellos, lesionados; y los cuatro restantes, confinados.

Por si fuera poco, el técnico rojillo Jagoba Arrasate, que este martes dirigió la sesión en el campo de entrenamiento de los navarros en Tajonar, recibió el susto del atacante Calleri. El argentino quedó tendido en el verde, doliéndose durante varios segundos debido a un lance del juego en el que recibió un golpe en su rodilla derecha.

Rubén García se ejercitó de forma individual en el interior de las instalaciones de Tajonar para reducir su carga de trabajo, mientras Íñigo Pérez, Rubén Martínez y Facundo Roncaglia también seguían con su pauta de trabajo personalizado para recuperarse de sus respectivas lesiones.

Roberto Torres, Unai García, Oier Sanjurjo y el exmeta azulgrana Sergio Herrera siguen aislados en sus domicilios, ya que deben cumplir el protocolo tras haber tenido contacto con positivos en coronavirus durante la pasada semana.

Los tres primeros dieron negativo en la segunda prueba PCR que realizaron este lunes. Por ello, podrían volver a las órdenes de Arrasate a lo largo de esta semana si continúan siendo negativos.

La baja del primer portero del Osasuna por covid-19 y la del portero suplente por lesión permitirá al almudevarense Juan Pérez jugar su primer partido de la temporada en Huesca, la ciudad que le vio dar sus primeros pasos futbolísticos.

Etiquetas