SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

Cuco Ziganda: "El club me ha transmitido sentido común y confianza"

El nuevo entrenador del Huesca quiere "sacar lo mejor de los jugadores" para tener un equipo con el que la afición se identifique

Cuco Ziganda, con Ángel Martín González y Manuel Torres en El Alcoraz.
Cuco Ziganda, con Ángel Martín González y Manuel Torres en El Alcoraz.
Javier Navarro

Cuco Ziganda ha indicado, en su día uno como entrenador del Huesca, que su principal cometido será "sacar lo mejor posible de los jugadores" con los que cuente. El navarro, en su presentación en El Alcoraz, ha declarado que el club oscense le ha "transmitido sentido común" y le ha generado "confianza" y ha compartido su deseo de formar un equipo "fuerte, que corra, que transmita" y que haga que la afición se sienta identificada.

"De inicio, todos tenemos muchas expectativas y soñamos en positivo, soñamos en grande. Todos sabemos la complejidad que tiene llevar un equipo de fútbol, pero nos encanta, esto es lo que más nos apasiona y venimos con la intención de hacer las cosas lo mejor posible", ha comenzado el nuevo técnico azulgrana, quien ha afirmado que "sería lo ideal tener la pelota, agresivo, llegar, ofensivo y que nos hagan pocos goles", pero primero hay que formar el equipo.

"Intentaremos hacer una plantilla. En primer lugar, nos tendremos que amoldar a las posibilidades del club, porque lo primero que me han dicho es que va a haber un recorte importante respecto al año pasado. Aun así, hay capacidad, primero, con los jugadores que hay hoy en día, y luego para formar una buena plantilla, entonces aspiraremos a tener jugadores que vengan con mucha hambre y mucha ilusión y esperamos que quieran tener una gran experiencia deportiva, profesional y personal", ha manifestado.

Lo que le gustaría a Ziganda, que ha estado acompañado por Ángel Martín González (director deportivo) y Manuel Torres (presidente), es conseguir que "cuando la gente vea al equipo, se identifique con él, tanto cuando tenga la pelota como cuando no". "A los entrenadores nos encanta mucho esto, pero no podemos perder el fondo de que representamos a unos clubes y tenemos que ser muy cuidadosos. Sé que es difícil, pero vamos a aspirar a que en todos los partidos que juguemos nuestro rival tenga que pelear muchísimo".

El entrenador navarro ha recordado lo complejo que es ascender a Primera División y ha apuntado a que se puede transmitir un mensaje de ilusión a la afición, pero luego "hay que demostrarla". "Queremos ilusión, queremos ganar. Tengo la sensación de que el año pasado la expectativa era muy alta porque era un equipo recién descendido, los equipos recién descendidos tienen el siguiente objetivo de subir. No es ninguna excusa, pero somos conscientes de la dificultad de volver a subir, se ve no solo el año pasado con el Huesca, sino con otros clubes". 

"El Huesca es un club que las ha visto de todos los colores, ha visto la progresión y también que cuestan muchísimo las cosas, pero manteniendo unos valores y una fortaleza grupal, una idea de trabajo con esa unidad, da igual con quién te pongas delante, se pueden conseguir cosas. Y al revés, si no vamos juntos, cada uno en una dirección, por muy buenos jugadores que tengamos, no va a valer. Mando un mensaje de ilusión, pero yo tengo que hacer un equipo fuerte, que vaya, que corra, que transmita. Ilusión todos, pero es que los 22 entrenadores de Segunda División vamos a decir eso, ilusión hay, pero hay que demostrarla", ha explicado. 

Ziganda ha insistido en que su principal misión será la de "sacar lo mejor posible de los jugadores" que tenga en plantilla y él estará abierto a diferentes esquemas de juego, siempre adaptándolo a las características de sus futbolistas. "En Oviedo, jugamos en muchísimas ocasiones con un 4-4-2 porque contábamos con jugadores que se amoldaban a ellos. Nos encajaba bien ese estilo de juego, pero uno tiene que estar abierto a las posibilidades que tengamos y a los jugadores que lleguen. Con la plantilla que tenemos hoy en día, no da para jugar con un 4-4-2, nos amoldaremos a ellos, no soy ningún gurú de esto y no voy a transformar a ningún jugador en nada de lo que no es".

"Jugadores de calidad" en plantilla

Hablando de la plantilla de la que dispone en estos momentos el nuevo técnico azulgrana, ha subrayado que hay futbolistas que "son buenos, de calidad y muchos de ellos han jugado en Primera División". Eso sí, ha avisado de que deberán ganarse un puesto en el día a día. "Han demostrado en más de una ocasión que son de nivel, que pueden hacer las cosas muy, muy bien, no solo en Segunda, también en Primera, pero aquí no se vive del recuerdo sino de lo que hago la semana siguiente".

"Esto exige mucho y es muy bonito, es precioso, hay mucha gente a la que le gustaría estar aquí y tenemos que ser conscientes de ello para valorarlo y ser cada día un poquito mejor. La plantilla va a tener nivel, calidad, vamos a tener mimbres suficientes para hacer buenas cosas, pero no vale con lo que he hecho, cada año se empieza de cero", ha dicho un Ziganda que ha confirmado que vendrá "con un segundo, un ayudante y un preparador físico" a los que sumará "la gente que hay en el club, analistas y preparador de porteros", sin dar nombres.

El crecimiento del club "no es casualidad"

Ziganda ha alabado el crecimiento que ha vivido el Huesca en "los últimos 15 o 20 años" y lo ha achacado a que es un club con "gente racional, que realmente respira fútbol y que cree en los proyectos". "Ya me voy empapando un poco de la historia del club, de cómo está creciendo a nivel de entorno y de afición, en toda la provincia todos se están identificando con el club y a nivel de instalaciones, de medios... me va a ser imposible conocer a todos en un mes porque hay mucha gente trabajando en los diferentes departamentos. No es casualidad esta progresión que está teniendo el club, la sensación que percibo desde fuera es que es un club comandado por gente de fútbol y que tiene la suficiente sapiencia, el suficiente saber estar y la suficiente humildad para saber cómo se gestiona un club de fútbol".

Asimismo, ha señalado que el club le ha trasladado "sentido común" a la hora de hablar de objetivos. "Sabemos cómo es la Segunda División, no hablamos de presupuesto porque sabemos que eso no indica la clasificación. Sabemos el presupuesto que habéis tenido este año y cómo han sido los resultados, sabemos cómo subisteis a Primera, con qué presupuesto, no indica nada. Aquí lo único que te lleva hacia adelante es trabajar de la mejor manera posible y eso supone ir todos en la misma dirección, exigirnos muchos, cuando haya momentos malos estar muy unidos y cuando haya buenos, no relajarse y seguir apretando".

Para Ziganda, que el Huesca le haya ofrecido dos años de contrato es sinónimo de confianza y uno de los motivos por los que ha venido a la entidad oscense. "Que el club quiera hacerte dos años de contrato no es muy normal hoy en día. Hay muchos clubes que tienen tanto miedo en no acertar que piensan en un año y así ya empiezas con dudas. Me conocen a mí, saben que yo no regalo nada, yo conozco al club y sé que quieren hacer las cosas bien, que van a tener paciencia en los momentos malos y que van a apretar en los buenos, que van a exigir, porque nadie viene aquí a pasar el verano, da sensación de que creen en mí, en lo que puedo hacer y eso me transmite confianza y seguridad".

También ha ayudado el papel de Martín González, con quien ha coincidido en el Osasuna muchos años. "Estar rodeado de personas de confianza, con las que uno puede congeniar, es muy importante en el día a día en este mundo tan agresivo y tan de picos. Eso también me ha animado mucho a venir aquí y con toda la ilusión del mundo. Nos conocemos desde hace mil años y tenemos una pega, que somos los dos parecidos, y eso creo que es una pega porque pienso que a veces viene bien que haya algo de controversia para abarcar un poco más, pero ser parecidos también nos hace mas fuertes y nos llevará a empujar en la misma dirección". 

Etiquetas