SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Dani Calvo: “El fichaje de Cuco Ziganda es un acierto total”

El oscense, que fue al Oviedo de la mano del técnico, destaca su experiencia, el orden, la cercanía y su dedicación

Dani Calvo celebra el gol que marcó esta temporada.
Dani Calvo celebra el gol que marcó esta temporada.
LaLiga

“Yo creo que es un acierto total”, afirma rotundo Dani Calvo al referirse al fichaje de Cuco Ziganda como nuevo entrenador del Huesca. “Tanto Cuco como el director deportivo, Martín González, tienen una buena relación, son gente de fútbol de muchos años y la experiencia también es un grado”, asegura.

La del futbolista oscense es una voz autorizada para expresar su opinión sobre el nuevo líder del vestuario azulgrana. No en vano Dani Calvo llegó al Oviedo de la mano de Cuco Ziganda y el técnico ha tenido una confianza total y absoluta en el central desde el mismo momento que lo tuvo a sus órdenes. “Entre el director deportivo y él consensuaron mi incorporación, contactó conmigo, me dijo que me quería para su proyecto y no tengo nada malo que decir, al contrario, en ningún caso me arrepiento. Ha sido una gran temporada”.

Y del Cuco Ziganda entrenador, “tiene mucha experiencia en la categoría, lleva muchos años entrenando y antes también futbolista. Es exigente, siempre quiere hacer las cosas muy bien, le gusta mucho el orden tanto dentro del campo como fuera, es una persona que le dedica muchas horas a su trabajo y eso al final tiene sus frutos”.

No regatea elogios el defensa hacia la figura del técnico navarro, del que dice que es “muy cercano”. “Por lo que he vivido, tiene mucha comunicación con los futbolistas, tanto de manera privada como en el entrenamiento. Habla mucho con el jugador en cuanto a correcciones, sesiones de video para ver mejoras y analizar errores que se han cometido. Incide mucho en ello”.

El Oviedo ha destacado esta temporada por ser un bloque sólido y solidario. El dato más significativo es que fue el equipo que menos derrotas sufrió en toda la temporada en Segunda División. “Hay quien ha dicho que era un entrenador muy defensivo, pero una cosa es ser defensivo y otra que le guste defender bien. Van más los tiros por ahí. En Segunda División, y también por mi experiencia, coincido con él en que si defiendes bien, te armas bien y eres sólido y fiable, tienes mucho ganado. Ya se puede ver esta temporada que al final con pocos goles encajados (hemos sido el tercero que menos goles ha recibido) y ocho derrotas hemos estado a las puertas del playoff, que en cualquier otra temporada con esos puntos podríamos haber quedado cuartos o quintos. Le gusta mucho defender bien”.

En cuanto al sistema de juego, “lo que más ha utilizado ha sido el 4-4-2, sobre todo en casa. Pero vamos, se adaptará a los jugadores que tenga o lo que puedan traer. Nosotros teniendo a Borja Bastón y a Obeng, que eran dos delanteros referentes y que causaban muchos problemas a los centrales, lo intentábamos aprovechar. También hubo muchas veces que salíamos con un 4-3-3, sobre todo el principio de temporada, pero al fnal se decantó por el 4-4-2. Pero tampoco es un sistema fijo porque al final jugará en base a los futbolistas que tenga”.

Dani Calvo ha cerrado su primera campaña en el Oviedo con una regularidad digna de todo elogio, en la línea de la trayectoria que le ha acompañado desde que entró en el fútbol profesional en el Numancia y luego en su paso por el Elche. Excepción hecha del guardameta Femenías, con pleno de 42 partidos, Dani Calvo y su pareja en el eje de la zaga David Costas, han sido los jugadores con más partidos y minutos del equipo. En el caso del oscense, 41 partidos (39 titular) y 3.522 minutos. Su única ausencia fue por acumulación de amonestaciones. “He estado muy a gusto, me ha sorprendido para bien tanto la ciudad como el club. Era un proyecto que empezaba a cimentarse con nuevo director deportivo, muchas incorporaciones y era complicado en un año dar el rendimiento que hemos dado. Hubo muchos fichajes, la defensa no habíamos jugado nunca juntos y llegábamos todos este año. Hemos hecho una temporada de menos a más, que es lo que se esperaba, y cuando en la segunda vuelta tuvimos esa compenetración entre todos, ha sido buenísima”.

Al final, el Oviedo despidió la temporada con la miel en los labios al escaparse el playoff de ascenso a última hora. “Si echas la vista atrás habrá un montón de partidos en los que dices si hubieras ganado este, empatado ese o aprovechado esa ocasión… pero si vamos a lo más inmediato, el partido contra el Zaragoza, que fue el antepenúltimo y ellos ya no se jugaban nada, pudo ser clave. No hicimos un partido como el que estábamos acostumbrados porque fue más abierto y con muchas ocasiones, se pudo ganar, perder y empatar. Ese encuentro marcó un poco ese playoff. De haberlo ganado, posiblemente nos habríamos metido. Pero al haberlo empatado se nos complicó porque en Las Palmas, aunque aún dependíamos de nosotros, ya era más complicado jugando fuera de casa y con un rival que venía en buena dinámica. Y el último partido, aún ganando, al no depender de nosotros, no pudo ser”.

Dani Calvo mira al futuro del Oviedo con optimismo tras las señales que ha dado esta última campaña para mirar hacia arriba y afianzarse en ese grupo de candidatos. “Se creó el año pasado un proyecto y esa base se mantiene, somos 15 o 16 jugadores que seguimos con respecto al año pasado y eso es una buena señal. Ya no empiezas de cero, nos conocemos, llevamos una temporada todos juntos y como dice el director deportivo habrá que hacer retoques o incorporaciones para poder mejorarlo todo. Pero si se ha creado una base, ya tenemos eso ganado”. 

Etiquetas