Huesca

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

El cáncer y su tratamiento, una carrera de fondo para la que se necesita una “mente fuerte”

Macu Lacoma recomienda rodearse de personas positivas

Macu Lacoma, paciente oncológica.
Macu Lacoma, paciente oncológica.
S.E.

Para Macu Lacoma, paciente oncológica, el cáncer y su tratamiento es una carrera de fondo, pero desde el sofá “porque en ocasiones no puedes ni mover las pestañas”. Macu, que actualmente se encuentra con revisiones rutinarias, se lo toma con humor porque tiene la “cabeza fría”, algo que considera fundamental en este proceso.

Para enfrentar los tratamientos que supone el cáncer “tiene que funcionar la cabeza porque es la que tira del cuerpo”, ya que son “muy duros”, y hay que gestionarlos “con una mente fuerte”. Por ello, Macu considera que “es básico” rodearse de personas positivas y que escuchen a los enfermos, y es que “a veces parece que eres una quejica porque los tratamientos son durísimos”, lamenta. En este sentido, Macu apunta que los pacientes con estos tratamientos “agradecen a las personas que acompañan en estos periodos, porque son procesos muy largos”.

Por este motivo, Macu reitera la importancia de encarar este tratamiento siendo consciente de la dureza del mismo, “y no pasa nada si un día no tienes ánimo”, defiende. “Yo siempre digo que si un día estoy mal, mañana estaré mejor”, reitera.

“Agradecemos tener cerca a personas positivas que nos escuchen, porque es un proceso largo y duro”

Un pilar fundamental para esta paciente fue, sin duda, la Asociación Contra el Cáncer, “y eso que no quería ir”, dice, pese a que fue uno de los primeros consejos que recibió tras ser diagnosticada. “Es que yo me veía con fuerzas, y como soy muy tozuda, ni me planteé acudir”, explica. Sin embargo, tras una circunstancia personal que le dejó “huérfana”, fue la Asociación quien contactó con ella, “en el momento oportuno”. “Me contactaron porque a través del hospital estaban organizando un grupo de apoyo formado por mujeres con cáncer de mama en un proceso similar” explica, y esta vez sí, le pareció “muy buena idea” sumarse a ello. Ahora Macu está “encantada” porque es una red en la que cuando una de sus miembros flojea, el resto están allí para ayudarle, y viceversa.

Además, la Asociación organiza muchos talleres que “son fundamentales en el día a día de los pacientes”. En su caso, Macu subraya el taller del cuidado de la cicatriz, aunque también los hay de pilates adaptado, o del cuidado de la piel en pacientes oncológicos. Así mismo, considera “importantísimo” el apoyo psicológico que encuentras.

Por todo ello, considera “fundamental” acercarse a la Asociación, “porque te lo dan todo y no te piden nada”, y está formada por una serie de profesionales “como la copa de un pino”. Pero lo más importante es que “estás entre iguales” y esto es lo que en realidad “acaba ayudando a los pacientes”, porque quien no vive la misma situación es difícil que entienda lo que se vive como enfermo con cáncer, “y cuando te rodeas de personas que te entiende, es todo más fácil”, concluye. 

Etiquetas