Huesca

incidente en el pleno

El alcalde de Huesca abre expediente disciplinario a una bombera

El decreto no descarta la posibilidad de sancionar a más miembros del servicio de extinción 

Reciente protesta de los bomberos en el pleno del Ayuntamiento de Huesca
Reciente protesta de los bomberos en el pleno del Ayuntamiento de Huesca
S.E.

El alcalde ha abierto mediante un decreto un expediente disciplinario contra una bombera que participó en la protesta de trabajadores que interrumpió el pleno del Ayuntamiento de octubre. El expediente disciplinario tiene como fin averiguar si los hechos significan alguna falta disciplinaria y, si es así, la imposición de la sanción correspondiente. Asimismo, el procedimiento también informará al alcalde de “otras posibles responsabilidades” por parte de los restantes bomberos que participaron en la protesta.

Según incluye el decreto de Alcaldía recogiendo las conclusiones del proceso de información reservada que el Ayuntamiento pidió tras las protestas de esta sesión plenaria, tras iniciarse el pleno del 20 de octubre -ya antecedido por reivindicaciones de los bomberos a la entrada-, algunos oficiales y miembros del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (Speis), uniformados y sin estar de guardia, arrojan al suelo, desde la zona reservada al público, algunos cascos de protección y ropa del uniforme reglamentario. Una de las bomberas -contra la que se dirige inicialmente el expediente- rebasa el espacio reservado al público y, entre las dos bancadas de los concejales, les recrimina: “Ellos lo hacen (en alusión al gobierno local), pero los demás calláis (a los grupos de oposición)”.

“Este incidente tiene una duración aproximada de 35 segundos, tiempo en el que hay una interrupción de la sesión. A continuación, esos funcionarios del Speis salen del salón de sesiones”, señala el decreto de Alcaldía 4598/2021, fechado el 15 de noviembre.

Segundo incidente

El debate se reanudó tras este primer incidente, pero poco después, “a las 18 y 9 minutos”, dentro del salón de plenos comenzaron a escucharse “grandes detonaciones provocadas por material pirotécnico, acompañadas de cánticos y ruidos de silbatos provenientes de la calle Dormer, donde se han situado unos 20 bomberos uniformados”, relata el decreto. “Los causantes de las detonaciones y de los ruidos son algunos bomberos municipales”, agrega el escrito, que únicamente cita con nombre y apellidos a Mario Gonzalvo -representante sindical- y a José Luis Rivas -el oficial que rehusó ser nombrado jefe de los bomberos por decreto, renuncia que fue rechazada por el Ayuntamiento-.

Estos hechos, prosigue el decreto que abre el expediente contra la bombera, “provocan una segunda interrupción” del pleno “porque no es posible oír al concejal que está interviniendo”. El alcalde en funciones y presidente del pleno (José María Romance; LuisFelipe no había llegado) ordenó un receso y convocó en ese mismo momento una Junta de Portavoces para abordar los hechos.

“A las 18:15 horas, todos los bomberos se van de la zona. A las 18:26, el alcalde se incorpora a la sesión, asume la presidencia (del pleno) y ordena que continúe el debate”, añade el decreto, que señala que los ocurrido produjo dos interrupciones, “siendola duración total de las interrupciones 18 minutos. “Puede concluirse que la actuación de los bomberos citados alteró el orden de la sesión plenaria”, recoge.

Etiquetas