Huesca

CORONAVIRUS

“Mucho miedo” entre los sanitarios a lo que pase tras las celebraciones de Navidad

Los profesionales piden responsabilidad otra vez para evitar un enero “horroroso”

El Hospital San Jorge de Huesca ha detectado un brote de covid entre sanitarios y pacientes.
Hospital San Jorge de Huesca.
Pablo Segura

Los sanitarios contemplan con “mucho miedo” la deriva que tome en enero una ola de coronavirus que, a pocas horas de que comiencen las fiestas navideñas, está en pleno pico y desbocada. Los datos son peores que en 2020 y los sanitarios hacen un nuevo llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos (mascarilla, evitar interiores y aglomeraciones, ventilación o distancia) para reducir la arremetida de la covid tras los encuentros navideños.

Comparando este 21 de diciembre con el de 2020, todos los indicadores, salvo el número de muertos, son peores. La IA a 14 días en la provincia es de 1.225,9 casos por 100.000 (143,3 el año pasado) y hay 72 hospitalizados, 9 están en UCI(43, 6 en 2020).

La única diferencia positiva es la vacuna, que ha reducido considerablemente los casos graves y, sobre todo, los fallecidos. “Si ahora estuviéramos sin vacuna no tendríamos suficiente con tres o cuatro hospitales”, manifestó con rotundidad Maite Villarroel, vicepresidenta del Colegio de Médicos.

Pero la vacuna no es infalible, por lo que hay que seguir cumpliendo las indicaciones sanitarias, reclaman los representantes sanitarios. Esa responsabilidad individual se hace más importante cuando gobiernos central y autonómicos no habían tomado medidas hasta la tarde del 22, decisiones “que se tendrían que haber tomado antes. No puede ser que nos pille (desprevenidos) cada ola, más viendo como estaban otros países”, criticó Maricruz Oliván, del sindicato de Enfermería Satse.

Villarroel abogó por más restricciones. “No quiero arruinar a nadie y quiero que se garantice que quienes las sufran tengan compensación, pero por mantener la economía no se debería jugar con la salud. Hay otras formas”, explicó respecto a medidas como el cierre de interiores sin obviar que los ciudadanos debemos tener “sentido común”.

Colegios y sindicatos sanitarios advierten desde hace semanas de la saturación del sistema sanitario y anticipan un enero más duro aún. “El colapso existe ya y existirá. No hay personal para contratar y en un momento dado puedes doblar turnos, pero luego no puedes más”, agregó Oliván sobre la falta de personal, especialmente acuciante en Enfermería, y el previsible incremento de casos tras la Navidad.

“Ahora viene mucha gente a pasar la Navidad y saldrán muchos casos. Claro que va a ir a más”, adelantó Ramón Boria, del sindicato Cemsatse, quien previó que enero sea “horroroso”. Criticó que Sanidad no tenga planes de contingencia pese al colapso actual y al aún peor que prevé para próximas semanas. Apuntó algunas ideas, como abrir camas covid en el Hospital Provincial o cerrar los consultorios locales y atender en cabeceras “porque van a caer (contagiados) sanitarios uno tras otro”. Incluso apuntó la posibilidad de volver a medidas “muy duras”, como toque de queda o confinamiento, “a la velocidad que va” la ola.

La saturación sanitaria, insistió, perjudica al paciente porque los sanitarios “no tenemos tiempo para verle como debería”.

Etiquetas