Actualidad

REACCIONES

El Tribunal Supremo se opone a los indultos del “procés”

El Alto Tribunal lo considera “inaceptable” ante su “voluntad de reincidir”

El presidente Pedro Sánchez, con la vicepresidenta, Carmen Calvo, en la sesión de control.
El presidente Pedro Sánchez, con la vicepresidenta, Carmen Calvo, en la sesión de control.
E.P.

El Supremo se opuso este miércoles en un contundente informe a conceder el indulto a los doce líderes independentistas condenados por el “procés” por ser “una solución inaceptable” ante su “voluntad de reincidir”, lo que compromete la futura decisión del Gobierno que se verá impedido a optar por un indulto total.

La Sala de lo Penal emitió su informe - que es preceptivo pero no vinculante para el Ejecutivo - en el que rechaza rotundamente conceder el indulto total o parcial, de manera que el Gobierno deberá abordar un asunto complejo y sensible a la opinión pública con los dictámenes del Supremo y la Fiscalía, ambos negativos. Y lo hará limitado porque la ley de 1870 que regula la medida de gracia impide al Ejecutivo otorgar el indulto total si el tribunal sentenciador no aprecia razones de justicia, equidad o utilidad pública que legitimen el indulto, lo que aboca al Gobierno a optar como máximo a un indulto parcial, ya sea rebajando parte de la pena o conmutándola por otra menos grave.

Esto es así porque el Supremo no aprecia razones de equidad, justicia o utilidad pública que justifiquen la medida de gracia y destaca que “no hay la más mínima prueba o el más débil indicio de arrepentimiento” entre los presos, cuyas penas ve proporcionadas.

La Sala advierte de un llamativo desenfoque en las peticiones de indulto porque “dibujan una responsabilidad penal colectiva y solidaria” en base a un sujeto denominado “los presos del procés”, como así los ha presentado la administración penitencia catalana, que pretenden que el Gobierno corrija la sentencia del Supremo.

De hecho, la Sala arremete duramente contra el servicio penitenciario de la Generalitat que “desde el primer momento” del cumplimiento de la pena no solo “ha unificado de forma contumaz el régimen y tratamiento” de los presos sino que “ha entorpecido de forma notable el cumplimiento de los fines de la pena, alimentando la ficción de un sujeto colectivo, que sería titular del derecho a la progresión en grado y, ahora, del derecho al indulto”.

Pero ocurre que las razones invocadas para respaldar la medida de gracia pierden en opinión del Supremo cualquier justificación “cuando se presentan como presos políticos quienes han sido autores de una movilización encaminada a subvertir unilateralmente el orden constitucional” y manifiestan “su voluntad de reincidir”.

Reclaman una “amnistía”

El anuncio del Supremo coincidió este miércoles con la primera reunión del “Govern” de Pere Aragonès tras la toma de posesión de los 14 nuevos consellers, una jornada en la que reclamó una “amnistía” para los líderes del “procés”, aunque sin oponerse a los indultos.

En su discurso, Aragonès proclamó así el compromiso de su “Govern” con la “plena libertad” de los “presos y exiliados” independentistas y con el objetivo de la independencia.

A diferencia de su discurso de toma de posesión como “president”, esta vez sí incluyó una referencia a sus “predecesores” en el “Govern” que ahora están “en la cárcel y en el exilio” al haber sido “represaliados” por llevar a cabo el 1-O.

Tras la toma de posesión, los 14 “consellers” y el “president” posaron en la plaza Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat, antes de celebrar su primera reunión. Aragonès se reunirá en los próximos días con cada uno de ellos para perfilar las primeras acciones.

Etiquetas