Actualidad

INDULTOS

El Gobierno deja a Junqueras la puerta abierta a participar en la Mesa de diálogo

La ministra María Jesús Montero insiste en extraditar a Puigdemont y en que le juzgue la Justicia española

María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes
María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes
Efe

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, dejó este martes la puerta abierta a la participación del exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, condenado por el 1-O, en la Mesa de diálogo con Cataluña.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y al ser preguntada por la posible participación del dirigente de ERC en la citada Mesa aseguró que son el Gobierno central y la Generalitat quienes deben decidir las personas que van a ir en su representación.

En este sentido, añadió que no se iban a “adelantar presencias” sin que se haya producido primero la reunión entre Pedro Sánchez y Pere Aragonés, pero no rechazó en ningún momento que Junqueras pudiera formar parte de esa Mesa de negociación. Se limitó a decir que ve prematuro analizar quiénes serán los componentes y que cuando llegue el momento en el que se planteen estas cuestiones, se analizará.

No obstante, también añadió que tiene que haber espacio para los Gobiernos y también para los partidos y es bueno que se pueda avanzar en la doble dirección, en relación también a la mesa de partidos que el Gobierno considera que sería bueno que hubiera en el Parlamento catalán para “reconstruir puentes”.

Montero también se refirió al expresidente de la Generalitat fugado, Carles Puigdemont, para precisar que tendrá que ser juzgado por la Justicia española y por ello mantienen la petición de extradición. Respondía así a si el Gobierno se plantea también el indulto a Carles Puigdemont.

Montero añadió además que “no es de recibo que una persona se haya escapado para no hacer frente a ese juicio” y por ello confía en que se produzca la extradición para juzgarle. Admitió que la reforma del Código Penal para reformar el delito de sedición y por la que se está barajando una rebaja de penas, se está trabajando de forma “paralela” a la de los indultos. 

Etiquetas